Autoridades de la República se hicie­ron eco y denuncia­ron lo que la Fiscalía no ve. El ex contralor de la Repú­blica Octavio Airaldi se vol­vió a ratificar en que el actual director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, no pudo haber justificado el origen de la for­tuna que amasó, conside­rando que el estudio arrojó la no correspondencia de bienes.

Airaldi salió a hablar de gigan­tescos inmuebles en Asunción de Duarte Frutos que le dejaron sorprendidos en el momento que realizaron el estudio de correspondencia, refirién­dose particularmente al bún­ker modelo de casi una man­zana que erigió el ex presidente y que “había atesorado en muy poco tiempo”.

El ex contralor habló de departamentos de lujo de Duarte Frutos en la Argen­tina, “que no fueron denun­ciados”. Agregó que la Con­traloría remitió a la Fiscalía la inconsistencia en los bie­nes adquiridos por el ex man­datario y “allí murió”.

La pareja Gloria Penayo de Duarte y Nicanor Duarte Frutos.
La pareja Gloria Penayo de Duarte y Nicanor Duarte Frutos.

El ex canciller de la República Héctor Lacognata ya había denunciado en el 2009 lo que comentó en estos días el ex contralor. “Canciller acusa a Nicanor de comprarse depar­tamento con dinero de consu­lado”, decía un titular del diario ABC Color de octubre del 2009.

En ese momento salió al tapete incluso que el hijo de Duarte Frutos pagaba sus pasajes con recaudacio­nes del consulado en Buenos Aires. “Hay suficiente docu­mentación de que parte de la recaudación iba a pasajes del hijo (de Nicanor), se compró un departamento en Buenos Aires”, refería en entrevista el ex canciller.

El ex senador y actual parla­suriano Nelson Argaña, del movimiento Colorado Añe­tete, cuando en el 2016 pre­sentó la denuncia contra el ex presidente en la Fiscalía incluyó los departamentos en Buenos Aires, Argentina (un piso entero en barrio Recoleta y medio piso sobre la avenida Libertador).

La Fiscalía nunca dilucidó las denuncias que pesan sobre Duarte Frutos. Mien­tras tanto, el mismo se jacta de haber salido limpio de las investigaciones penales.

En realidad, nunca afrontó una investigación penal a fondo. Considerando que la primera vez la pesquisa se redujo a los bienes acumula­dos por él y su esposa, la ex pri­mera Dama de la Nación Gloria Penayo de Duarte. Quedaron fuera de la causa varios sin­dicados como testaferros de la pareja, como la concuñada del ex presidente Rosa María Penayo y su difunto esposo José David Orrego.

En la segunda investigación consiguió una medida judicial y la pesquisa se redujo a sus ingresos y egresos del 2007 al 2008. Y en esta última oca­sión su denunciante, Nelson Argaña, se arrepintió y retiró la denuncia por “amor a Colo­rado Añetete”, movimiento aliado a Duarte Frutos. No se sabe muy bien de las diligen­cias del fiscal Rodrigo Estiga­rribia, pero este desestimó la causa.

PATRIMONIO QUE SE CONOCE

Templo que está valuado hoy en unos US$ 250 mil y que se desconoce con qué dinero erigió Duarte Frutos.

Búnker a lo largo de una manzana en el barrio Herrera de Asunción, estancias, una docena de propiedades más a nombre de la pareja, distribuidos en distintos puntos del país.

Cabe recordar que su sueldo de presidente era de G. 16 millones y durante los 5 años todo lo que percibió asciende a G. 1.159 millones.

SEPA MÁS

El templo que era hogar de niños pobres

Aquí, en este local de Nicanor Duarte Frutos, en el 2005 su esposa, la ex primera dama de la Nación Gloria Penayo de Duarte, inau­guró con bombos y platillos el Hogar “Óga Mimbi”, un albergue para niños en situación de calle. La inauguración del hogar de niños fue posible gracias a una donación de Taiwán.

Al perder las elecciones, en abril del 2008 Duarte Frutos mandó des­mantelar el local con militares a bordo de un camión de las Fuerzas Armadas y los niños quedaron de nuevo en la calle. El lugar al que la Embajada de Taiwán dio US$ 1,6 millones quedó en la nada, referían publicaciones periodísticas de la época.

No se sabe el destino final de la donación taiwanesa. El proyecto había sido encarado por el despacho de la ex primera dama y su fundación denominada Red Paraguaya para el Desarrollo Humano (Repadeh).