La Secretaría de Adminis­tración de Bienes Incauta­dos y Comisados (Senabico) entregó ayer al Poder Ejecu­tivo dos vehículos decomisa­dos provenientes del crimen organizado que serán utiliza­dos en la implementación de políticas y planes en la lucha contra la pobreza.

Al respecto, Karina Gómez, titular de la cartera, afirmó que el costo de ambos roda­dos de las marcas Toyota y Volkswagen es de G. 260 millones. Los vehículos son entregados al Gobierno en uso provisorio de acuerdo a lo establecido en el artículo 39 de la Ley 5.876/17 de Adminis­tración de Bienes Incautados y Comisados en su apartado de los Depositarios, Administra­dores e Interventores.

La primera entrega se realizó el pasado mes. En dicha opor­tunidad, Senabico entregó un total de 3 vehículos de las marcas KIA Sportage color blanco, cuyo valor asciende la suma de G. 78 millones; otra de la marca JAC, color blanco, valuado en G. 100 millones así como una Toyota Hilux, color champagne, de G. 130 millo­nes. El valor total de los roda­dos asciende a G. 308 millones.

“La entrega de uso provisional de estos bienes cuyo origen ilí­cito a diferencia de años ante­riores en vez de que estén en depósitos, sin uso, esperando el finiquito de su proceso hoy pueden servir para la lucha contra el crimen organizado y la lucha contra flagelos, en este caso como por ejemplo el contrabando que tanto daño ocasiona”, había comentado la secretaria de Estado.