El obispo emérito de Caacupé, monseñor Claudio Giménez, fue el responsable de oficiar las dos misas principales de la víspera de la celebración de la festividad de la Virgen de Inmaculada Concepción en Caacupé. Durante su sermón reflexionó sobre el tema “Chiquitunga, modelo de mujer que produce frutos de santidad”.

Al reflexionar sobre el femi­nicidio, el aborto y las fami­lias disgregadas a causa de la migración de sus miembros, monseñor Giménez dijo que “Chiquitunga es un regalo maravilloso para nuestro pueblo y para toda la Iglesia”. Dijo que la beata María Feli­cia de Jesús Sacramentado hubiera luchado con todas sus fuerzas contra estos fla­gelos que hoy en día atacan a la sociedad paraguaya.

Hoy, en el día central habrá 11 celebraciones de misas en la Basílica.FOTO:FERNANDO RIVEROS
Hoy, en el día central habrá 11 celebraciones de misas en la Basílica.FOTO:FERNANDO RIVEROS

Monseñor Giménez dijo que los casos las muertes de mujeres en manos de sus parejas o ex parejas deben ser frenados, ya que no se puede vivir de ese modo, no solo porque habla mal de la sociedad, sino además de los varones.

“Si viviera hoy estaría levan­tando su voz contra muchos frutos de maldad, por ejem­plo, protestaría muy fuerte contra los feminicidios. Qué cosa terrible de un tiempo a esta parte en Paraguay. ¿De dónde se sacó esa costumbre tan fea? No podemos vivir así de matar, especialmente las que nosotros creemos las más débiles”, dijo el religioso al tiempo recordar que las muje­res son mucho más fuertes.

Al hablar de los abortos, el obispo emérito indicó que Chiquitunga lucharía contra este mal “un mal de siglos”. Lamentó que en muchos países la práctica haya sido legalizada e instó a que no se acepte esto en el Para­guay. “En muchos países eso es una ley. ¿Cómo vamos a permitir eso en Paraguay? Ellos son los más débiles, los más inocentes que no pue­den defenderse, pobrecitos”, indicó.

Monseñor Claudio Giménez, obispo emérito de Caacupé, ofició la misa central de ayer.FOTO:FERNANDO RIVEROS
Monseñor Claudio Giménez, obispo emérito de Caacupé, ofició la misa central de ayer.FOTO:FERNANDO RIVEROS

Asimismo, al hablar de la beata María Felicia dijo de ella que sería una férrea luchadora contra la dro­gadicción y que ayudaría a los jóvenes a no caer en los vicios. “Estoy seguro que Chiquitunga lucharía por­que muchos jóvenes no cai­gan atrapados por las dro­gas. Es una cosa creciente”, indicó al recordar que años atrás, un colombiano le había advertido que de país trán­sito de drogas, pasaría a ser consumidor.

HOY SE TENDRÁN 11 MISAS

Para aquellas personas que no desean esperar la misa central de las 6:00 y de modo que los peregrinos que llegan puedan partici­par de una celebración religiosa antes de volver a sus hogares, el equipo litúrgico de la Basílica organizó un total de 11 misas para el transcurso del día.

La primera arrancará a la medianoche, pocos minutos después que termine el festejo con los fuegos pirotécnicos. La siguiente misa será a las 1:30, mientras que la tercera celebración está mar­cada para las 3:00.

La misa central será a las 6:00, previa procesión de la imagen de la Virgen por los alrededores del templo y seguidamente habrá otra misa a las 9:00. La última de la mañana será a las 11:00; mientras que por la tarde arrancará a las 13:00, a las 15:00, a las 16:00, a las 17:00 y por último a las 19:00.