Carlos Pereira, ministro de la Secretaría Téc­nica de Planificación (STP) y ex presidente del Banco Nacional de Fomento (BNF), confirmó que las cuentas de Darío Messer, quien actual­mente se encuentra prófugo de la Justicia, fueron abiertas en el 2011 y en el 2013 durante los gobiernos de Fernando Lugo y Federico Franco, específica­mente.

Desde el 2012 hasta el 2016 el señor Miguel Ángel Rodríguez se desempeñó como gerente comercial del Banco Nacio­nal de Fomento, quien es el actual esposo de Epifanía Gon­zález, titular de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad). Rodríguez se encuentra trabajando desde setiembre del 2017 en el Banco Itapúa. Inclusive, fue miembro del Consejo del BNF, un cargo gerencial relevante.

Carlos Pereira.
Carlos Pereira.

Con respecto a que supuesta­mente Messer habría burlado los controles de seguridad de la entidad bancaria y que todos los trámites fueron realizados con una constancia de cédula de identidad, manifestó que se realizaron todas las diligencias previas para conocer los ante­cedentes del titular y que, ade­más, el documento ya fue expe­dido en el 2003.

“Las cuentas fueron habilita­das en el mes de agosto del 2011 en la sucursal de Ciudad del Este, la del señor Messer y de la empresa Chai SA. La segunda empresa es la que se habilitó en el mes de mayo del 2013. Se había solicitado un certificado de antecedente del Ministerio de Justicia, que consta en los registros del banco, en el que se certificaba que hasta esa fecha posterior a la pesquisa el Sistema Nacional de Infor­maciones Criminales de Brasil no tenía en sus registros ante­cedentes criminales en nom­bre de ese señor ni de los que el banco generalmente filtra cuando hace las debidas dili­gencias de empresas o de per­sonas físicas”, señaló durante una entrevista con la 970 AM.

Dijo también que como coor­dinador del Comité de Cum­plimiento, lo primero que hizo al asumir su cargo en setiem­bre del 2012 fue precisamente ver la estructura jerárquica que tenía el oficial de cum­plimiento de manera a que este pueda tener objetividad e independencia de criterio para poder ejercer los contro­les dentro del banco. Afirmó que, según los datos obran­tes en la entidad, la cédula de identidad fue expedida en el mes de mayo del 2003 y que en el 2012 se había solicitado la renovación del documento de identidad.

Además, mencionó que desde el BNF realizaron las debidas averiguaciones para conocer la procedencia del dinero y que la respuesta fue que el fondo provenía de una entidad cons­tituida legalmente.

“Hicimos el procedimiento de diligencia debidamente ampliada, eso significa que a requerimiento del BNF soli­citamos al banco del extran­jero datos de dónde prove­nían los fondos. Los bancos internacionales confirma­ban de dónde provenían esos fondos, que eran de una enti­dad legalmente constituida, regulada por el Banco Central de ese Estado, regida por la legislación bancaria y por los reglamentos del Banco Cen­tral de ese país y las transac­ciones por las leyes de las uni­dades de inteligencia y por la Justicia Penal, con convenio de cooperación internacio­nal y lucha contra el terro­rismo”, dijo.

ESPOSO DE LA MINISTRA

Otro de los ex altos funcionarios del BNF, que también tuvo acceso detallado de las operaciones de Darío Messer, es Miguel Ángel Rodríguez, quien estuvo al frente de la gerencia comer­cial del banco desde el 2012 hasta el 2016. Rodríguez es el esposo de la actual ministra de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes Seprelad), María Epifanía González, nombrada en el cargo por el presidente Mario Abdo Benítez.

¿DECLARARÁN AUTORIDADES DEL 2011 Y 2013?

Tras las recientes decla­raciones hechas por el ex titular del Banco Nacional de Fomento (BNF), Carlos Pereira, en las que confirma que las cuentas de Darío Messer, acusado de lavado de dinero, fueron abier­tas durante el gobierno de Fernando Lugo y Federico Franco, específicamente en el año 2011 y 2013, la interrogante es que si la comisión bicameral que investiga el caso llamará también a declarar a las autoridades que en aquella ocasión estaban al frente de las instituciones respon­sables.

Una de ellas es Miguel Ángel Rodríguez, ex gerente del BNF y esposo de Epifa­nía González, titular actual de la Seprelad.

El senador Rodolfo Fried­mann confirmó reciente­mente que iniciaron con las primeras comparecencias y que llamarán a declarar al ex presidente Horacio Car­tes. Lo que da a suponer que agregarían a su lista a los ex presidentes, Fernando Lugo, Federico Franco, miembros de la Seprelad y demás auto­ridades responsables de las operaciones financieras en esos años.