Concejales dicen que no existe un solo polideportivo en la ciudad. Sin embargo, el ex intendente Esteban Samaniego hizo figurar desembolsos para construcción y mantenimiento del complejo durante su administración.

El ex intendente Este­ban Samaniego, actual diputado por Colo­rado Añetete, según denun­cias, dejó grandes clavos en la Municipalidad de Quyquyhó.

De acuerdo con una auditoría externa de la firma Saliec, el entonces jefe comunal desem­bolsó cerca de G. 300 millones, para la construcción y equipa­miento de un complejo muni­cipal, sin embargo los conce­jales dicen que la mencionada infraestructura no existe. Lo único que existe en la ciudad es un antiguo tinglado de más de 30 años que se encuentra pegado al local de la Munici­palidad de Quyquyhó.

Deylis Pereira, concejala.
Deylis Pereira, concejala.

Además de la construcción y equipamiento del complejo inexistente, Samaniego hizo figurar G. 259 millones para el mantenimiento de un poli­deportivo. Los ediles coinciden que no existe polideportivo en la comunidad.

Según el reporte de auditoría de la Consultora Saliec, solo en la construcción, mantenimiento y equipamiento del complejo municipal y un polideportivo “fantasma”, el diputado oficia­lista destinó G. 534 millones.

“A lo largo y ancho de Quyqu­yhó no tenemos un solo poli­deportivo, lo único que existe es el tinglado municipal, pero ese tinglado se construyó allá por el año 1982 aproximada­mente”, mencionó la concejala Deylis Pereira.

INTERIOR DEL TINGLADO MUNICIPAL. Puertas remendadas, sostenidas con ataduras de tela, herencia de Samaniego.
INTERIOR DEL TINGLADO MUNICIPAL. Puertas remendadas, sostenidas con ataduras de tela, herencia de Samaniego.

Por otro lado, la situación en la que se encuentra el “tinglado municipal”, que sería único patrimonio de la comunidad no cuenta con construcciones nuevas. De hecho las imágenes muestran un modesto local con pinturas ajadas, puertas dañadas, etc.

“Es solamente un tinglado, no está equipado, los vidrios están rotos y las puertas también. No existe ninguna inversión como figura en los justificativos que presenta su gestión”, refirió por su parte la presidenta de la Junta, Natividad Morel.

Los ediles también cuestio­naron los más de G. 151 millo­nes que se invirtieron para 3 mantenimientos del Complejo Fulgencio Yegros, ubicado en la compañía Loma, el cual no presenta mejoras de ningún tipo. Estiman que la inversión por este local, que se construyó gracias a actividades de los pobladores, no supera los G. 50 millones.

TINGLADO. Se construyó hace más de 30 años, su mayor equipamiento son 2 ventiladores de techo que se observan.
TINGLADO. Se construyó hace más de 30 años, su mayor equipamiento son 2 ventiladores de techo que se observan.

Otra de las anomalías detec­tadas es que cuando Sama­niego era intendente destinó G. 76.692.020 en obras de terraplenados y entubamien­tos, pero el ahora legislador no especificó donde se aplicaron esos avances, para constatar fehacientemente la utiliza­ción de dichos recursos para los arreglos.

El político abdista asumió como intendente en el 2010, fue reelecto en el 2015 y renun­ció en abril del 2018 para asu­mir como diputado. En su lugar quedó su novia Patricia Corva­lán. Ambos son parte del clan encabezado por el presidente de la Cámara Baja, Miguel Cue­vas, denunciado por enriqueci­miento ilícito.

Con negro antecedente y denuncias en su contra, Sama­niego es ahora integrante de la comisión de la Cámara de Diputados que investiga a municipalidades y resuelve intervenciones en casos de sos­pechas de corrupción.

MUNICIPALIDAD DE QUYQUYHÓ. Concejales solicitaron pedido de intervención a raíz de innumerables irregularidades que dejó el diputado Esteban Samaniego, de Colorado Añetete.
MUNICIPALIDAD DE QUYQUYHÓ. Concejales solicitaron pedido de intervención a raíz de innumerables irregularidades que dejó el diputado Esteban Samaniego, de Colorado Añetete.

SEPA MÁS

Protege a su enamorado y no rinde cuentas

La actual representante de la comuna, Patricia Corvalán, pareja del diputado Esteban Samaniego, asumió como intendenta de Quyquyhó en abril de este año. De acuerdo con la denuncia de los concejales, desde aquel entonces la misma no presentó un solo informe sobre la utilización de los recursos.

Los ediles manifestaron que presentaron varios pedidos de informe a la intendenta Corvalán, pero no respondió ni una sola nota. En la oscura gestión de la mujer y su pareja, el diputado de Añetete, hay unos G. 10.000 millones sin justificar, según una auditoría externa.

Asimismo, según los concejales de este municipio, la institución prácticamente se encuentra acéfala, ya que Corvalán se pasa atendiendo sus negocios en la capital del país y, con suerte, aparece cada 15 días por la oficina.

El Ministerio Público tiene una denun­cia en contra de la pareja desde marzo de este año, pero como forman parte del grupo que está en el poder el caso no avanza.

Patricia Corvalán.
Patricia Corvalán.