Respeto estricto a la propiedad privada, no a la lucha de cla­ses, no a la xenofobia, no a la instigación a la violencia, no a la gente que busca desesta­bilizar el país, no al fomento de la violencia y no a los gru­pos ideologizados. Tales son los reclamos hechos ayer por los sectores productivos y empresariales que se mos­traron unidos en el local de la Unión Industrial Para­guaya (UIP).

Gustavo Volpe, titular de la UIP, y Luis Villasanti, presi­dente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), fueron los principales voceros del encuentro en una rueda de prensa. La campaña se denomina “Todos por la paz” y tiene el fin de solicitar que cesen las invasiones a la pro­piedad privada y los violen­tos atropellos contra los sec­tores de la producción con la intención de desestabilizar el país.

Volpe indicó que existe un grupo “político y social” que actualmente se encarga de generar conflictos entre los ciudadanos, principalmente aquellos que viven en el sec­tor del campo.

“Este es un acto muy necesa­rio para nuestro país. No esta­mos acostumbrados a usar la violencia para imponer ideas, creemos que el diálogo es uno de los mejores amigos para cambiar las situaciones que no nos gustan. Nosotros en verdad creemos que esta cam­paña de incitación a la vio­lencia está totalmente fuera de lugar en un país pacífico, tranquilo, en donde gracias a esto Paraguay en los últimos 15 años ha pegado un salto en lo económico”, indicó.

Volpe dijo que es primordial la armonía en el área rural teniendo en cuenta que los mayores recursos provienen de esa zona. Mencionó que un total de 200 gremios perte­necientes al rubro industrial y del campo se sumaron a la iniciativa como una forma de protesta pacífica.

“Repudiamos cualquier acción que fomente la vio­lencia. Es lamentable que un grupo de gente instigue a la xenofobia. La paz en el campo es importante para el desa­rrollo de la economía para­guaya. El objetivo de estos grupos es instalar la lucha de clases. En el fondo la ideología se quiere imponer acá por la fuerza”, comentó.

RECHAZAN INSTIGACIÓN

Por su parte, el presidente de la Asociación Rural del Para­guay (ARP), Luis Villasanti, manifestó que comparte las declaraciones de Volpe. Agregó que “nosotros que­remos paz para todos, res­peto a la propiedad privada y también lo más importante, trabajo para todos. Eviden­temente, algunos sectores de la política están instigando para generar conflicto. Hay gente que se encuentra bus­cando desestabilizar el país”, mencionó.

SEPA MÁS

Comisión interinstitucional

El Poder Ejecutivo conformó una comisión interinstitucional a fin de buscar una solución a la problemática campesina a tra­vés de la resolución Nº 572. Con la medida adoptada se planifi­cará un sistema de trabajo en todas las localidades, a través del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), en forma con­junta con el Ministerio de Hacienda y el Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

“El problema es de larga data y nos resta a nosotros acercarnos a la gente, porque esa es nuestra temática de trabajo, acompañar a la gente, ir a los lugares en donde existan o se presenten situa­ciones para conversar con ellos a través del diálogo para saber cuáles son las necesidades y así planificar con ellos el sistema de trabajo, para ir solucionando los problemas que se vienen pre­sentando”, dijo el viceministro de Agricultura Nicasio Romero.