El diputado liberal Édgar Ortiz planteó dividir y clasificar a los internos en todo el país, según se establece en el proyecto de ley “Que modifica varios artículos de la Ley 210/70 Del Régimen Penitenciario”. Esta iniciativa contempla la sepa­ración de quienes cuenten con prisión preventiva de los reos que cuenten con una condena y estipula que los condenados sean trasladados a reclusorios alejados de los centros urbanos y comunidades.

La normativa establece ade­más que sean clasificados según edad, sexo, profesión u oficio, estado familiar, grado cultural, tipo de delito y ante­cedentes penales.

El proyectista explicó que esta iniciativa nace debido a las gra­ves deficiencias que soporta el sistema carcelario, que antes de reformar a los infractores los perfecciona “en una verda­dera escuela de delincuencia”.

Asimismo, el proyecto indica que los centros de reclusión ser­virán como medio de forma­ción profesional, siendo obli­gatorio el trabajo para sustento personal y cubrirá al menos el 50% de la alimentación con la producción interna de frutas y verduras. Este es el mismo proyecto que había anunciado el parlamentario que propo­nía que, a raíz de la superpo­blación y la mala alimentación, los reos trabajen para susten­tar sus propios alimentos.