A una semana de haberse instalado el Consejo Nacio­nal de Objeción de Concien­cia con el objetivo de regla­mentar tal figura respecto al Servicio Militar Obligato­rio (SMO) –contemplado en la Ley 4.013/10–, surgenmás detalles de las propuestas para el servicio sustitutivo al mismo en beneficio de la población civil.

La representación de la Cámara de Senadores apuesta por dos puntos específicos, siempre garantizando a los ciudadanos las garantías de la objeción de conciencia, dijo Jorge Querey, delegado de la Comisión de Derechos Huma­nos anteel referido consejo.

Explicó que en la reunión pre­vista para el viernes próximo, expondrán dos puntos espe­cíficos: por un lado, dejar sen­tada la postura de que el SMO no es un correccional de jóve­nes y, por el otro, la propuesta de vincular el servicio civil con la capacitación laboral a fin de que los mismos jóvenes de 18 a 26 años accedan a una forma­ción académica como parte del servicio alternativo al militar.

El parlamentario del Frente Guasu expresó que se basará en que el servicio sustitutivo sea más que solo un servi­cio, sino una formación con enfoque a futuro en áreas técnicas. “Estamos estu­diando y evaluando con elequipo nuestro la posibili­dad de vincular la objeción de conciencia y el servicio civil, por decirlo, a las escue­lasagrícolas o las escuelas técnicas vocacionales, de tal manera que sea un aporte útil para que en el futuro ese proceso le sirva”, manifestó Querey.

En la primera mesa instalada el pasado 15 de octubre, los miembros del Consejo Nacio­nal recibieron la propuesta del defensor del Pueblo, Miguel Godoy, en un documento que, entre otros puntos, plantea para los infractores sancio­nes administrativas como la imposibilidad de renovar documentaciones como la cédula de identidad civil, el pasaporte, el registro de con­ducir, así como la descalifica­ción en caso de que participe en concursos para la función pública.