El ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, y el comandante de la Policía Nacional, BartoloméGustavo Báez López, fueron convoca­dos por el Senado parapar­ticipar de una reunión con la mesa directiva de ese cuerpolegislativo para el día lunes 15 de este mes.

Es para informar sobre ladesa­parición del joven indígena Isi­doro Barrios, ocurrido en la comunidad de Tacuarai (dis­trito de Corpus Christi), del departamento de Canindeyú, y el desalojo llevado a cabo en la localidad de Pindoi, distrito de Tembiaporá, departamento de Caaguazú.

La decisión de escuchar al ministro Villamayor y el comandante Báez López sobre lo sucedido en amboshechos fue tomada por el pleno de la Cámara Alta el 11 de este mes. El encuentro se llevará a cabo en la sala de reuniones de la Presidencia.

Líderes de la Asociación de PueblosIndígenas de Bajo Canindeyú (Apic) habían denunciado a fines del mes pasado la desaparición del joven en Tacuarai y presu­men que fue asesinado. La situación fue presentada también ante la Comisión de Pueblos Indígenas de la Cámara de Diputados, que estuvo representada por Teófilo Espínola, integrante dicho organismo.

De acuerdo a lo manifestado por los voceros de la organiza­ción, la comunidad fue atacada el 6 de setiembre pasado por guardias de empresarios brasileños, quienes habrían pro­cedido con mucha violencia al despeje de un predio en dis­puta con los indígenas, quie­nes consideran que las tierras les pertenece. También cues­tionaron la labor de los agentes fiscales y de los integrantes de la Policía Nacional. ­