Miembros de la Asocia­ción de Fiscales del Paraguay rechaza­ron la manifestación llevada a cabo ayer frente a la vivienda de la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, por parte de seguidores del diputado UlisesQuintana, quien actualmente está recluido en la cárcel de Viñas Cué por su supuesta vin­culación con el narcotráfico.

Los fiscales agremiados a la mencionada organización indican que “al impedir la libre disposición de la liber­tad personal de una persona, una manifestación o expre­sión de ideas se convierte en un hecho de coacción, ame­drentamiento, privación ile­gítima de la libertad y con ello se aparta del verdadero espí­ritu de la libertad de expresión y pensamiento, que todos pro­tegemos y garantizamos en una sociedad democrática”.

El repudio a la movilización, que incluyó carteles a favor de la libertad del legislador de Colorado Añetete y el empa­pelamiento de la casa de Qui­ñónez, tuvo una abierta inten­ción de impedir que la principalrepresentante del Ministe­rio Público pueda salir de su vivienda, señalaron los fiscales en el comunicado dado a cono­cer en la víspera. Las fuerzas del orden actuaron para liberar la zona e impedir desmanes de parte del grupo, conformado por unas 25 personas.

“Se reunieron frente al domi­cilio de la fiscala general a fin de realizar un escrache contra su persona y amenazando con impedir que la misma pueda salir de su domicilio y trasla­darse hasta la sede del Minis­terioPúblico, o pueda dispo­ner libremente de su libertad personal”, señalaron.

También manifestaron que el derecho a la libertad de expre­sión como máximo estandarte de la democracia prevé y garan­tiza la libertad de buscar, reci­biry difundir informaciones e ideas de toda índole, sin con­sideraciónde fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística por cualquier otro medio de su elección.

Sin embargo, “este derecho, para ser correctamente ejer­cido, debe garantizar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás, la protección de la seguridad nacional, el orden público, la salud o la moral públicas”, expresaron.

“No me siento presionada”

SANDRA QUIÑÓNEZ - Fiscala general
SANDRA QUIÑÓNEZ - Fiscala general

“No me siento presionada... son gajes del oficio, la lucha en contra de la corrupción y el crimen orga­nizado no es fácil”, expresó la fis­cala general, Sandra Quiñónez, en relación a los manifestantes que se llegaron hasta su vivienda. También señaló que todos tienen el derecho de expresarse, pero que la gente debe entender que exis­ten investigaciones donde se requieren pericias, donde se requie­ren análisis y “también existen investigaciones donde ya se tienen elementos de sospecha y se pueden realizar más rápidamente la imputación (como en este caso)”.

En otro momento, agregó que ella realiza su trabajo conforme a lo que la Constitución y las leyes establecen y que los fiscales no vulneran ningún tipo de derecho ni garantía de diputado Ulises Quintana.