El actual abogado del senador colo­rado Javier Zaca­rías Irún, Ricardo Preda, afirmó ayer que el parla­mentario no evadió el pago del Impuesto a la Renta Per­sonal (IRP) y afirmó que desde el 2013 lo que aportó su defendido es el Impuesto a la Renta Comercial (Ira­cis) por exclusiva recomen­dación de su contadora.

La aclaración por parte del legislador se da en el marco de la investigación que inició la Fiscalía tras ser denunciado junto con su esposa, la intendenta de Ciudad del Este, Sandra McLeod, por supuesto enri­quecimiento ilícito.

“Zacarías Irún no estaba inscripto en el IRP y recién lo hizo a finales de setiem­bre de este año. A través de su contadora declaraba los ingresos por los servicios personales, pero dentro del Impuesto a la Renta Comer­cial. Y aclaro, acá no le esta­mos echando la culpa a la contadora, sino que era una conceptualización que ella tenía en cuanto a esas acti­vidades, algo que yo no com­parto”, sostuvo el letrado.

Preda mencionó que pedirá al Ministerio Público la entrega de la carpeta fiscal para adentrarse al proceso de investigación. Agregó también que el legislador pagaba el Iracis debido a que percibía sumas de dine­ros en concepto de alqui­leres de sus inmuebles y honorarios por asesorías.

Señaló que Zacarías Irún estaba inscripto como con­tribuyente del IVA y en ese marco también tributaba por la percepción de esos alquileres y a la par en su calidad de abogado.

El abogado recordó que en una ocasión anterior sí existió una investiga­ción por enriquecimiento ilícito sobre los mismos hechos que se denuncian en este caso, ya sea por depar­tamentos, un avión, entre otros, pero el Ministerio Público decidió desestimar esa denuncia luego de reali­zar una investigación y esta desestimación incluso fue confirmada por la Fiscalía General hace como cinco a seis meses.