En el último lustro, el Gobierno Nacional propinó duros golpes al narcotráfico y al crimen organizado a nivel local con la incautación como nunca antes de valiosas mercancías, equipos de logística y la aprehensión de decenas de líderes dedicados al tráfico de drogas. Así, los operativos antidrogas causaron pérdidas de alrededor de US$ 900 millones y fueron sacados de circulación 9 toneladas de cocaína, así como 57 aviones y más de 700 vehículos.

Entre el 2013 y agosto del 2018, durante la gestión de Horacio Cartes se sacaron de circulación 57 aeronaves al servicio del tráfico internacional y fueron incautados exactamente de 8.924 kg de cocaína. Además, un total de 714 vehículos terrestres fueron requisados, además de la detención de 48 extranjeros con frondosos antecedentes, muchos de ellos líderes de estructuras poderosas buscados internacionalmente por Interpol.

Recordemos que durante la administración de Cartes, el tráfico de drogas se vio sumamente perjudicado, si se considera la gran cantidad de droga incautada, erradicada y sacada de circulación, además de precursores químicos. Los operativos de los agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) coaccionaron una pérdida económica al narcotráfico de US$ 871.559.000, que representan un presupuesto 17 veces superior al empleado para la lucha a lo largo de 5 años.

El desmantelamiento de organizaciones dedicadas al tráfico de drogas se realizó mediante trabajos de inteligencia, que permitieron poner a muchos de sus cabecillas a disposición de la Justicia.

HACE 6 MESES TRAS “CUCHO”

El último procedimiento del 6 de setiembre –que en realidad se inició hace 6 meses– que acabó con la aprehensión de Reinaldo “Cucho” Cabaña, sindicado como cabecilla del narcotráfico en la zona este del país, quien mantenía un fluido contacto con el diputado de Añetete Ulises Quintana, es apenas una muestra de cómo y de qué manera viven quienes se dedican al hampa.

Este último despliegue conjunto de la Senad, la Policía Nacional y la Fiscalía, se realizó cuando apenas Mario Abdo Benítez se acomodaba en el Palacio de López. Gran parte de este megaoperativo, que hasta ahora ya tiene a unas 33 personas imputadas, arrancó hace unos 6 meses aproximadamente durante el gobierno de Horacio Cartes. Las autoridades actuales de la Senad, en cuyo frente se encuentra Arnaldo Giuzzio, admitieron que el tedioso trabajo de inteligencia comenzó en el gobierno anterior.

CASO “CHICHARÕ”

Entre los casos más llamativos de la administración anterior se encuentra lo ocurrido el 8 de setiembre del 2013. En aquel entonces, la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) detuvo a Carlos Rubén Sánchez Garcete, alias “Chicharõ”. Este era sindicado como una de las conexiones claves del tráfico de drogas hacia el Brasil y buscado por la Justicia de ese país. Fue detenido en Capitán Bado tras un trabajo en conjunto realizado por agentes de la referida secretaría, la Policía Nacional y el Ministerio Público.

Según la Fiscalía, unos G. 15.224 millones serían parte del patrimonio de Carlos Rubén Sánchez Garcete y su hermano, Ardonio Sánchez Garcete. “Chicharõ” fue investigado por sospechas de haber obtenido bienes de manera ilícita.

“Chicharõ”, en aquel entonces, tenía orden de captura librada por el juez Pedro Mayor Martínez para cumplir una condena de cuatro años de cárcel por lavado de dinero y ocultación de bienes en el Brasil. Sánchez Garcete era considerado, además, operador en nuestro país de la organización dirigida por el ahora también encarcelado Luis Carlos da Rocha, alias “Cabeza Brança”.

LA CAPTURA DE NAHIR

En enero del 2014 fue capturado Bernardino Quiñónez Portillo, alias “Nahir” o “El Patrón”, sindicado de pertenecer a una organización de tráfico internacional de drogas que tenía como zonas de operaciones los departamentos de Caaguazú, Amambay, Alto Paraguay y Misiones.

El detenido llegó a tener a su servicio unas cinco avionetas con matrícula paraguaya que, según los investigadores, utilizaba para el tráfico internacional de marihuana.

De acuerdo con las declaraciones de autoridades de aquel entonces, “Nahir” manejaba una gran estructura y enviaba estupefacientes a la Argentina, Brasil y Uruguay. Este hombre tenía orden de captura por tráfico internacional de cocaína, dictada tras un operativo realizado el 28 de setiembre del 2012.

El 5 diciembre del 2014, cuando se encontraba en prisión, la Fiscalía y la Senad allanaron la celda de un supuesto narco que aparentemente manejaba el negocio de la marihuana desde la cárcel de Cnel. Oviedo. Una carga de 415 kilos incautada unos días antes en el aeropuerto local era una de las que “gerenciaba” desde prisión.

INCAUTACIÓN DE AERONAVES

En el 2015 y 2017, mediante dos trabajos de inteligencia del Gobierno, se logró incautar decenas de aeronaves en la zona de Pedro Juan Caballero. El 7 de julio del 2015, la Fiscalía Antidrogas constató la presencia de 18 avionetas irregulares en un hangar adyacente al aeropuerto de Pedro Juan Caballero. De ellas, solo diez están en condiciones técnicas de vuelo y las ocho restantes están carneadas. La Fiscalía precisó que cuatro de estas aeronaves están directamente vinculadas a casos investigados por la Senad por cuestiones de narcotráfico.

Mediante un mismo procedimiento en abril del año pasado, el agente fiscal Hugo Volpe incautó documentaciones varias y ordenó el lacrado del hangar ubicado al costado del aeropuerto de Pedro Juan Caballero, donde fueron hallados 17 avionetas en un gran operativo simultáneo entre fiscales y agentes antinarcóticos también en Luque y Asunción. Estas avionetas, según los datos, eran manejadas por narcotraficantes.

DETENCIÓN DE “PILOTO”

El 13 de diciembre del 2017, la Senad detuvo al narcotraficante Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, más conocido como “Piloto”, uno de los jefes más buscados del Comando Vermelho, que es considerado como la organización criminal más grande del Brasil. La aprehensión se produjo en el barrio Arroyo Porã, distrito de Cambyretá, departamento de Itapúa. Marcelo “Piloto”, quien se ganó precisamente el apodo por especializarse en el envío vía aérea de droga, cuenta con frondosos antecedentes.

El Comando Vermelho o Comando Rojo es la mayor organización criminal de Brasil dedicada principalmente al narcotráfico. De acuerdo con datos que se manejan, inició sus operaciones en 1969 y se le adjudican cientos de masacres tanto en Brasil como así también en ciudades fronterizas con Paraguay.

El pasado 10 de febrero, cuando aún se encontraba en el penal de Emboscada, el peligroso narcotraficante intentó fugarse. Ante esta situación, el mismo fue trasladado a la Agrupación Especializada de la Policía.

SEIS MIEMBROS DEL PCC

Seis ciudadanos de nacionalidad brasileña fueron detenidos el pasado 6 de marzo en la ciudad de Pedro Juan Caballero, departamento de Amambay. Se presume que los mismos eran integrantes del temible Primer Comando da Capital (PCC), quienes operaban en nuestro país. En la ocasión fueron detenidos Caio dos Santos Costa, Wellington dos Santos Martínez, Isaac da Silva Prado, Lucas Ferreira da Silva, Raimundo Alfonso do Carvalho Filho y Víctor Fernández de Sousa, todos ellos de nacionalidad brasileña.

Wellington dos Santos y Víctor Fernández de Sousa serían miembros “de peso” en el esquema del PCC, ya que el primero lleva un tatuaje del “ángel de la muerte” (utilizado por sicarios de la banda criminal) y el segundo el de una pirámide (distintivo que identifica a un “jefe de jefes”),

PELONCHO

El pasado 7 de junio de este año, agentes de la Unidad de Investigación Sensible (SIU) detuvieron en Asunción, mediante un trabajo de inteligencia, a Wilfrido Bareiro Vargas, alias “Peloncho”, considerado uno de los “peces gordos” del narcotráfico. En ese entonces, el supuesto líder narco tenía en su poder US$ 18.000 y más de G. 78 millones. Posteriormente, la Secretaría Nacional de Bienes Incautados y Comisados (Senabico) administró los bienes de Wilfrido Bareiro Vargas y Rigoberto Bareiro Vargas (prófugo), procesados por narcotráfico, que superan los US$ 2,8 millones.

Las propiedades halladas a manos de “Peloncho” se sitúan en San Pedro del Paraná y Coronel Bogado, departamento de Itapúa. Entre ellas se encuentran una estación de servicios, un hotel, una casa y una estancia de casi 200 hectáreas. La Senad había realizado un procedimiento en el que se incautó de 900 kilos de marihuana y US$ 500.000. En ese entonces, “Peloncho” ya había escapado.

CAYÓ UNO DE LOS JEFES DEL PCC

El 18 de julio último, uno de los jefes del Primer Comando da Capital (PCC), Eduardo Aparecido de Almeida, alias “Piska”, fue detenido en Asunción durante un operativo encabezado por la Fiscalía y la Senad. El allanamiento se produjo en una lujosa vivienda ubicada sobre la calle Austria, entre Viena y Bélgica, Asunción. Almeida estaba siendo buscado por la Justicia brasileña por secuestro, asociación criminal y narcotráfico. Es considerado líder de la célula “Raio X”, del grupo criminal PCC.

Durante el procedimiento incautaron documentos, aparatos de comunicación, informáticos, además de US$ 102 mil y millones de guaraníes en efectivo. También se incautaron de una camioneta de la marca Kia, una camioneta de la marca Mercedes-Benz, una moto de la marca Ducati y una moto de la marca Honda.

Aparecido de Almeida habría sido uno de los ideólogos del ataque comando perpetrado a un local de la empresa de seguridad de caudales Prosegur en Ciudad del Este, el 24 de abril del año pasado. En aquella oportunidad, más de 50 personas habrían “efectivizado” el asalto con poderosas armas de fuego como fusiles automáticos, M16, AK47, lanzagranadas, explosivos en gel, granadas de mano y fusiles 50 antiaéreos, para llevarse poco más de US$ 11 millones, en uno de los robos más grandes a nivel local.

TRÁFICO DE FRONTERA

Un total de 8 toneladas de marihuana y 5 detenidos es el resultado de una serie de procedimientos realizados en la zona de Canindeyú. Toda esa cantidad de hierba tenía como destino el mercado brasileño y no se descarta que sea para organizaciones criminales del Brasil, que comandan el tráfico en la frontera. Un asistente fiscal formaba parte de la estructura delictual. Este acontecimiento ocurrió el pasado 1 de agosto del año en curso.

Además, fueron decomisados 10 lujosos vehículos, armas largas y municiones. En aquel entonces fueron aprehendidos Miguel Torres, Derlis Agüero, Jorge Zorrilla, Orlando dos Santos, Cristian Mancuello, Flavio Giménez, Flaviano Giménez y el asistente fiscal Wilson Gauto.

OPERATIVO BERILIO

Luego de unos 6 meses de investigación, el pasado 6 de setiembre se concretó un megaoperativo en Ciudad del Este, encabezado por la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y la Fiscalía. Mediante el operativo Berilio, el supuesto líder narco Reinaldo Javier Cabaña Santacruz, alias “Cucho”, de 33 años, fue puesto ante la Justicia. Además, existen más de 30 personas imputadas por cuestiones irregulares.

Durante los diferentes allanamientos realizados en las propiedades vinculadas a “Cucho” se incautaron un total de 21 kilos de cocaína distribuidos en 20 panes, que tenían como destino, presuntamente, el Brasil. También 12 vehículos lujosos, además de una moto, armas de fuego, aparatos celulares y, aproximadamente, US$ 800.000 en billetes de diferente denominación.