El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, está cayendo en una grave contradicción al señalar que el Sistema de Información y Control de Inventarios Automatizado del Paraguay (Siciap) registra 10.600 kilos de medicamentos e insumos vencidos. Pero a la hora de señalar dónde precisamente se encuentran las provisio­nes caducas, adquiridas en administraciones anteriores, señala que desconoce su para­dero, acusando a la “debilidad del sistema”.

Esta denuncia hace pen­sar que el actual titular de Salud Pública está buscando una excusa para solicitar al Gobierno la adquisición de un nuevo sistema informá­tico, que podría traer nego­ciaciones ventajosas para las partes. Precisamente, los pri­meros días de setiembre, Maz­zoleni anunciaba su interés de adquirir un sistema digital de salud, que ayudará a ejercer un mayor control sobre la expedi­ción de medicamentos, traba­jando para combatir la corrup­ción y para ver dónde están las necesidades.

Días después, informó sobre el “hallazgo” de medicamen­tos caducos, pero que no sabe con certeza dónde están ubi­cados, por “vulnerabilidad del sistema”. Ante la insistencia para que brinde detalles sobre la localización de los supues­tos fármacos vencidos, el titu­lar de Salud Pública difundió una nueva lista bien detallada, pero resultando ser completa­mente diferente a la que había presentado días antes.

Con respecto al nuevo sis­tema digital de salud, el minis­tro Mazzoleni indicó que este sistema ya se aplica como plan piloto en Guairá y resultó ser muy exitoso, por lo que se tras­ladará antes de fin de año al Hospital Barrio Obrero de Asunción, para beneficiar a toda la población de las zonas periféricas.

“Este sistema se instaló con la ayuda del gobierno de China (Taiwán) y lo quere­mos extender a todo el país, pero lo vamos a iniciar en capital, en el sistema del Hos­pital Barrio Obrero, a corto plazo. Esto nos permitirá que las personas sean atendidas mucho más rápido y que el personal médico pueda dar respuesta a más personas”, aseguró el titular de la car­tera de Salud Pública.

SEPA MÁS

Desconoce de salud pública

Aníbal Filártiga, ex director del Hospital de Trauma, afirmó que el principal mérito del ministro Julio Mazzoleni es que fue com­pañero del actual presidente de la República, Mario Abdo Bení­tez, y que está rodeado de personas que no son confiables, lo que le va a dificultar para el manejo dentro del Ministerio de Salud, que caratuló como “un monstruo”.

Filártiga había señalado que Mazzoleni es un profesional bien formado, tiene una reputación excelente como reumatólogo, pero que la salud pública no es una rodilla dolorosa. “Él no tiene ninguna maestría, ningún estudio de salud pública o de adminis­tración de hospitales. Su principal mérito es que fue compañero del actual presidente, que le tiene confianza y le puso”, indicó.

Sostuvo que el actual ministro “es una buena persona, es honesto a pesar de que conmigo se portó de una manera cobarde, pero creo que es una persona que no va a cometer tro­pelías. Sin embargo, creo que está rodeado de un grupo de per­sonas absolutamente nada confiables”.