El senador Enrique Riera señaló que los referentes de Colorado Añetete se sienten más cómodos apoyados por la oposición antes que por sus propios correligionarios, en este caso por los adherentes de Honor Colorado. “Yo calculo que siguen vigentes los anti­guos vínculos de amistad en el Congreso.

Se sienten más cómodos (los de Añetete) apo­yados por la oposición que por nosotros (Honor Colorado)”, dijo en comunicación con la 970 AM. Sostuvo que la situa­ción es preocupante porque “la amistad” entre los referen­tes de Colorado Añetete y la oposición durará hasta el ini­cio de las elecciones munici­pales, en el 2020. A su criterio, cuando vuelvan a la familia, se van a encontrar con años de hostilidad.

Indicó que luego será muy difí­cil limar asperezas y ante esta situación, el Partido Colorado corre el riesgo de perder varias intendencias. El jueves juró el senador Abel González. Los disidentes se retiraron de la sesión y los oficialistas se que­daron, pese a que no tenían los votos suficientes para que jure Arnaldo Franco en reemplazo de Oviedo Matto. Los de Honor Colorado pretendían que los de Añetete hagan lo mismo como un “gesto político”.