El titular de la Cámara Baja, Miguel Cuevas, comentó ayer que los diputados ana­lizarán un nuevo reglamento para tratar el pedido de pér­dida de investidura del libe­ral Carlos Portillo, acusado de haber incurrido en un supuesto tráfico de influen­cias. Esto se da ante la falta de reglamento interno. De esta manera, el tratamiento sigue en espera y sin fecha a tratar.

“Ahora ya se presentó la nota. Y vamos a trabajar por el reglamento y seguramente posteriormente se va a estar estudiando”, dijo ayer Cue­vas, quien se refirió al pedido de pérdida de investidura del liberal firmado por 9 legisla­dores, todos de la oposición.

La anterior normativa Ley 6.039 que reglamenta el artículo 201, actualmente derogada, establecía que 20 firmas de parlamenta­rios eran necesarias para la presentación de un pedido de pérdida de investidura. Ante la eliminación de este punto, existen varios criterio de algunos diputados.

Uno de los firmantes del pedido contra Portillo, Tito Ibarrola, espera que la solicitud sea tratada en la Cámara Baja con rapidez para que se avancen en otros temas pendientes.