Mario Abdo Bení­tez obtuvo ayer un récord absoluto: es el presidente que con mayor prontitud –a menos de un mes del inicio de su man­dato– se enoja con la prensa que lo critica y, peor aún, divi­dió las aguas entre los medios buenos y malos.

Esto sucedió a horas de la pre­sentación en el Congreso de una ley que consagra el Minis­terio de Comunicaciones y de Tecnologías de la Informa­ción (Micotics), un conglo­merado de medios e institu­ciones de comunicación del Estado que dejará en manos de un hombre de su confianza proveniente del Grupo Vierci, Alberto Peralta Vierci. El dis­curso de Marito, que tuvo el aplauso de los “correligiona­rios” que lo acompañaban, cuestionaba la tarea de la prensa, haciendo obvia alu­sión a los medios integrantes de este grupo y vinculando con una supuesta actitud de la pro­piedad de los mismos en des­pecho por los resultados de las últimas elecciones.

LA GOTA QUE COLMÓ EL VASO

La razón de la tempranera actitud presidencial de con­denar a nuestros medios de comunicación a menos de un mes de su gestión tendría relación con dos temas que fueron revelados en deta­lle: el exabrupto diplomá­tico que provocó el cierre de la Embajada de Israel y la llamada del vicepresi­dente del gobierno de los Estados Unidos. Los deta­lles dados últimamente sobre los entretelones de los desaciertos diplomáticos habrían generado mucho nerviosismo en el entorno presidencial.

AMENAZA

La tempranera actitud pre­sidencial contra medios no deja de ser una inquie­tante amenaza a la liber­tad de expresión, al margen de la disputa política que él señala como razón. Peor aún, en tanto el Gobierno se dis­pone, mediante el flamante ministro Peralta Vierci, a manejar los hilos del poder no solamente en materia de recursos publicitarios, sino también en regular licen­cias radiofónicas, televisivas, internet y telefonías. “Hay algunos que todavía no se recuperaron de su derrota y que desde su liderazgo polí­tico, en la oscuridad, utili­zan sus medios de comuni­cación para desprestigiar al presidente de la República”, señaló Abdo.