El gobierno saliente ubicó al Paraguay a un paso del Grado de Inversión, se destacó por las inversiones en infraestructura que beneficiaron al sector productivo nacional y colocó al país en la vidriera mundial. Las reservas internacionales se incrementaron hasta US$ 8.000 millones en el 2017, aproximadamente 27% del PIB.

El manejo y decisiones implementadas en el gobierno del presidente saliente Horacio Cartes para el fortalecimiento económico del país, en términos generales, fueron los más acertados, si se toman en cuenta los resultados obtenidos, como la salud macroeconómica nacional, el crecimiento anual promedio del 5%, las calificaciones internacionales de prestigio que sitúan al Paraguay a un paso del grado de inversión, el interés de los grandes inversionistas, el despegue industrial y el impulso del turismo.

A la par de las acciones macro, el Gobierno Nacional, a través del Banco Central del Paraguay (BCP), adoptó medidas con respecto al consumidor final del sector financiero, sector que se vio favorecido con límites a las tasas de interés de tarjetas de créditos, lo que ayudó a bajar el índice de morosidad con las entidades financieras.

A pesar de las dificultades iniciales y tras haber recibido en 2013 instituciones con muchos problemas de ordenamiento financiero, el gobierno de Cartes encontró la fórmula para dar un salto cualitativo y cuantitativo en lo económico y financiero. Esto se ve reflejado en obras de infraestructura diseminadas por toda la República (1.500 km más de rutas asfaltadas) y en muchas otras medidas palpables.

Así, en este gobierno se dio un índice de inflación promedio anual de 3,9% y un 60% más de ingresos tributarios (56 billones de guaraníes), así como el aumento de la recaudación aduanera en US$ 2.000 millones (38% más). Igualmente, resaltan otras cifras en este quinquenio, como la recuperación de 364.000 millones de guaraníes por el combate a la evasión aduanera, la emisión y colocación de bonos soberanos por valor de US$ 3.410 millones (5 veces mayor demanda) y haber logrado la cifra récord de US$ 8.000 millones (a fines de 2017) de reservas internacionales (27% del PIB).

Para este año se prevé nuevamente una expansión importante del PIB de 4,5%, que es la mayor tasa proyectada para los países de la región. El Gobierno cumplió en el 2017, por séptimo año consecutivo, con la meta de inflación. Entre el 2013 y el 2017, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) verificó una variación anual promedio de 3,9 por ciento. En el 2018 la inflación se mantiene baja y se prevé una tasa cercana al 4 por ciento para fin de año. La política monetaria fue fijada y cumpliendo paulatinamente con metas de inflación más exigentes, sin afectar el crecimiento de la economía.

Las reservas internacionales se incrementaron hasta US$ 8.000 millones en el 2017, aproximadamente 27% del PIB, lo cual representa un colchón de liquidez significativo para afrontar eventuales volatilidades del tipo de cambio colocando al Paraguay en una posición externa bastante sólida.

Durante el último quinquenio Paraguay fue una de las pocas economías de la región que presentó condiciones amigables para las inversiones como nunca antes. Otro de los puntos altos, quizá una de las más importantes, es que deja al país a tan solo un paso del grado de inversión que se concretará en poco tiempo más. Además de una economía en plena expansión.

El gobierno saliente posicionó al país en la órbita de los inversionistas, aspecto muy valorado por organismos internacionales. Hace unos días, precisamente el Gobierno de los Estados Unidos, a través de su informe anual sobre el clima de inversiones para el 2018, que es la guía comercial en la que se analizan más de 170 mercados extranjeros, asegura que Paraguay cuenta con una sólida posición macroeconómica. Esta buena proyección, pese a la difícil situación de grandes socios comerciales como Brasil y Argentina, es fruto de la estabilidad macroeconómica del último quinquenio.

El estudio expuesto destaca además el fortalecimiento de las reservas internacionales que constituye el doble del monto de nuestra deuda externa, con uno de los más bajos índices del Producto Interno Bruto de la región (endeudamiento prudente, 18% del PIB). El crecimiento económico entre 2013 y 2017 en promedio fue del 5%.

Por su parte, las calificadoras más importantes de Estados Unidos (Moody’s, Fitch, Standard & Poor’s) ubican a Paraguay en un lugar privilegiado y con condiciones estables, fundamentalmente. Una vez que el país consiga el grado de inversión significa que estará habilitado para grandes inversiones internacionales, que se podría disparar hasta 10 veces si comparamos con las inversiones que se tienen actualmente.

Para los especialistas económicos, hoy en día Paraguay ya no pasa desapercibido para las inversiones, ayudado por el buen desempeño de sus mercados y su economía predecible.

En el 2017 ingresaron al país 1,6 millones de extranjeros para hacer turismo. Encarnación es uno de los destinos preferidos.
En el 2017 ingresaron al país 1,6 millones de extranjeros para hacer turismo. Encarnación es uno de los destinos preferidos.

DESPEGUE DEL SECTOR INDUSTRIAL

Las condiciones favorables de la política de Cartes y su sistema de gobierno llamaron rápidamente la atención de los inversionistas del sector industrial, un segmento que era muy necesario para el despegue de la economía. Paraguay cuenta con una ley de maquila desde 1997 y ofrece un régimen tributario especial para promover la radicación de empresas maquiladoras en el país, como por ejemplo ensambladoras textiles, de cueros, de calzados, entre otros rubros. Pese a este incentivo legal, gobiernos anteriores solamente pudieron articular la instalación de unas 45 empresas hasta el 2013, es decir cerca de unas 3 industrias año.

Desde la asunción de Cartes, a nivel local se instalaron 126 proyectos solamente de maquila, que se ubicaron en los departamentos de Alto Paraná, Central y Amambay, muchas de ellas en la frontera con Brasil. Las mismas emplean a más de 14.000 compatriotas de manera directa.

EL AUGE DEL TURISMO

Por otro lado, el turismo también tuvo un impacto importante en la economía nacional entre 2013 y 2018. De acuerdo a la Dirección de Migraciones, en el 2017 ingresaron al país 1,6 millones de extranjeros, frente a los 609.000 que recibía el país hace cinco años. En el 2013, el total de ingresos turísticos ascendía en 272 millones de dólares; en tanto que al año 2017 superó los 619 millones de dólares, lo que refleja un promedio de crecimiento superior al 20% por año frente a una media mundial del 5% de incremento. Al menos, esto es lo que resalta el informe presentado por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur).

La actual administración de Gobierno desarrolló una fuerte campaña a nivel mundial para posicionar a Paraguay como destino turístico, que está dando sus frutos según las cifras que se van teniendo mes a mes.

La cartera turística también da cuenta del aumento de movimiento interno de turistas paraguayos que visitaron destinos nacionales y usufructuaron las distintas ofertas hoteleras. Vale decir que 2,5 millones de paraguayos se movilizaron en el 2017, generando ingresos superiores a 125 millones de dólares, frente a los 92 millones de dólares que se movilizaban en el 2013. Un crecimiento de 36% en cinco años, según mediciones del Observatorio Turístico de la Senatur.

REPUNTA CRÉDITO Y BAJA LA MOROSIDAD

El crédito bancario repuntó 10,45% en junio de este año versus el mismo mes del 2017, según el reporte elaborado por la Supe­rintendencia de Bancos (SIB) del Banco Central. La cartera llegó a los G. 76 billones, lo que representa US$ 13.350 millones al tipo de cambio actual (G. 5.700), señala el informe en cuestión.

Por segundo mes consecutivo en el año, la cartera de présta­mos reporta un crecimiento superior al 10%, lo que demues­tra una fuerte solidez del sector bancario, además de registrar una merma en el nivel de tasa de morosidad si se considera que existe una tendencia a la baja. Este índice registró una leve baja de 3,1% a 3% el mes pasado.

“Nuestro gremio se siente agradecido”

Carina Daher, empresaria.
Carina Daher, empresaria.

“Este gobierno empren­dió las mejoras económi­cas que se pueden conse­guir trayendo oampliando inversiones que permitan brindar puestos dignos de trabajo a nuestros conciu­dadanos, y que esa respon­sabilidad uobjetivo no se queda solamente ahí, sino que estos compatriotas reciben el entrenamiento y capacitación que lleva­rán por el resto de sus vidas. Nuestro gremio se siente agradecido por la reivindi­cación y atención que le dio Horacio Cartes”, expresó Carina Daher, empresaria y presidenta de la Cámara de Empresas Maquiladoras de Exportación.

Carina Daher hizo un aná­lisis de la gestión del pre­sidente saliente Horacio Cartes. La mismavaloró el interés y la predisposición que demostró el titular del Ejecutivo para impulsar este segmento que tanta gente emplea de manera formal hoy en día en el país.

Agregó que la instalación de empresas maquilado­ras a nivel local se daba de manera tímida;sin embargo, la administración de Cartes cambió ese ritmo cansinopara convertir a este rubro, que es uno de los que más puestos de trabajo generan.

“Hoy la realidad es otra, muy diferente a la de 5 años atrás. Este segmento, al igual que otros del sector industrial, dio un salto. Los números hablan por sí solos. Para­guay es el destino principal para las inversiones gracias a la política del Estado y al buen relacionamiento entre el Gobierno y las entidades privadas”, resaltó Daher.