Los presidentes de los Estados partes y aso­ciados del Mercado Común del Sur (Mercosur) reafirmaron su compromiso con la profundización del pro­ceso de integración regional para contribuir al desarro­llo económico con inclusión social. Durante la 52ª Cum­bre de Presidentes de países miembros y asociados urgie­ron puntualmente la concre­ción de la dilatada negocia­ción de un tratado de libre comercio (TLC) con la Unión Europea.

Durante la cumbre de man­datarios realizada ayer, uno de los más decididos dis­cursos fue el del presidente Tabaré Vázquez, quien sos­tuvo que Uruguay desea y trabaja para que el resultado final de la negociación de un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea sea el mejor, pero que no está dispuesto a sumergirse en negociaciones eternas.

El mandatario uruguayo, que recibió la presidencia pro tempore del bloque para los próximos 6 meses, agregó que el Mercosur no puede fir­mar un “acuerdito” entre el bloque regional con el mer­cado europeo. “No estamos dispuestos a perder el tiempo en negociaciones eternas. No es una amenaza, es dignidad y responsabilidad. Precisamos capacidad técnica, pero acom­pañada de voluntad política real”, afirmó.

A su vez, el jefe de Estado paraguayo, Horacio Cartes, resaltó la satisfacción por el dinamismo que han tomado las negociaciones con la UE. Recordó que las negociacio­nes comenzaron en la ante­rior presidencia pro tem­pore del Paraguay en el año 2015. “Confiamos en que estas importantes negocia­ciones puedan avanzar hacia un acuerdo equitativo que consagre realmente el libre comercio entre las partes, sin obstaculizar la eficiencia pro­ductiva, especialmente en el sector agropecuario de nues­tros países”, expresó.

El brasileño Michel Temer abogó por una mayor y mejor apertura del Mercosur y por continuar las negociaciones con el bloque europeo. Afirmó que la estrategia de insertar al bloque sudamericano en la economía global “es indispensable” para la competitividad de sus productos, la genera­ción de empleos y el bienestar de sus ciudadanos.

La plenaria representó el traspaso de la presidencia pro tempore de Paraguay a Uruguay.FOTO: CHRISTIAN MEZA
La plenaria representó el traspaso de la presidencia pro tempore de Paraguay a Uruguay.FOTO: CHRISTIAN MEZA

“El Mercosur no debe aban­donar la idea de establecer una alianza con la Unión Europea porque cerrar esta puerta ahora significa impe­dir el camino de las negocia­ciones que en estos últimos tiempos han tenido razona­ble éxito”.

Temer indicó que las negocia­ciones con el bloque europeo se encuentran en su “recta final de conversación” y que “no es casualidad” que las negociaciones hayan avan­zado “enormemente” en los últimos años.

En tanto, la vicepresidenta de Argentina, Gabriela Michetti, destacó que el Mercosur debe imperativamente contribuir a la inserción en la economía global, ser impulsor de una mayor participación en los flujos de comercio e inver­siones internacionales, pieza central del programa de desa­rrollo del bloque.

Planteó la necesidad de con­formar un “frente común” en el Mercosur, que permita a los cuatro países fundadores, conjuntamente con las nacio­nes asociadas, realizar misio­nes de negociación efectivas y abrirse paso en el mundo. “Ir juntos como una plata­forma mucho más enorme de mercado de todo tipo a esos países y es eso lo que plan­tean los países que hemos visitado para reinsertar a la Argentina en el mundo”, aña­dió al respecto.

Mencionó, además, que el Mer­cosur tiene la voluntad polí­tica de resolverlos y esperan lo mismo de la Unión Europea.­