Los dos principales candi­datos a la Presidencia de la República, el colorado Mario Abdo Benítez y el libe­ral Efraín Alegre, expusieron ayer sus propuestas de gobierno concernientes a desarrollo económico y medio ambiente, educación e inclusión social, gobernabilidad e institucio­nalidad, salud pública e infan­cia y seguridad física y jurídica. El evento se realizó en el teatro del Banco Central del Paraguay (BCP) y fue organizado por la asociación civil Desarrollo en Democracia (Dende). Para el acto, el Grupo Nación rea­lizó una amplia cobertura y fue transmitido por GEN TV, único medio que contó con la participación de dos mujeres en estudios en comparación a otros medios.

DESARROLLO ECONÓMICO Y MEDIO AMBIENTE

Efraín Alegre anunció que dentro de sus propuestas se establece la utilización del 50% de la energía de las bina­cionales a fin de promover la instalación de industrias en el país. "Cambiar nuestra polí­tica con respecto a la energía. Nosotros decimos vamos a uti­lizar nuestra energía de Itaipú y Yacyretá, que en un 50% son del Paraguay y vamos a utili­zar nuestra energía como un elemento de desarrollo, como un factor de desarrollo. Por eso decimos que debe ser empleo por energía y energía por empleo. Vamos a utilizar nues­tra energía para que se instalen industrias, para que se genere empleo en nuestro país y sus­tituir el modelo de solo crecer hacia afuera, sino crecer hacia adentro", señaló Alegre.

En tanto, Abdo Benítez dijo que el plan de gobierno de Ale­gre apunta a "esperar 70 años para recibir los beneficios del crecimiento económico. Cree­mos que el camino es ampliar nuestra base contributiva, aten­diendo el enorme margen que tenemos todavía para mejorar nuestras recaudaciones desde una administración tributaria más eficiente, mejorada a través de la tecnología. Vamos a luchar fuertemente contra la evasión y profundizar un modelo de for­malización de la economía. En Aduanas vamos a luchar fuer­temente en contra de la corrup­ción y la evasión. Yo estoy seguro y convencido de que en el Para­guay se recauda lo que se tiene que recaudar. Vamos a tener un margen para poder enfrentar los desafíos de crecimiento que necesita nuestra economía".

En cuanto al Impuesto a la Renta Personal (IRP), Efraín se mostró a favor, pero aclaró que debe ser progresivo. "Resulta absolutamente injusto que quienes ganan en un año G. 97 millones terminen aportando igual que aquellos que ganan G. 1.200 o 1.500 millones. El que más gana, tiene que apor­tar más", acotó. Por su parte, Abdo dijo que uno de los mayo­res desafíos del país es luchar por una burocracia productiva. "La ineficiencia y la corrupción le cuesta mucho al Paraguay y uno de los grandes desafíos que tenemos es construir una buro­cracia productiva. Si nosotros tenemos funcionarios que pro­ducen, le cuesta bajo al Estado, pero cuando tenemos funcio­narios que no producen, eso depende del liderazgo para hacer una reingeniería de los recursos humanos para que los impuestos que paga la gente contribuyan realmente para hacer un Estado dinámico y efi­ciente y eso lo vamos a hacer. Es parte de nuestro plan de tra­bajo el crecimiento económico. Nosotros tenemos que seguir creciendo y tenemos que mejo­rar en infraestructura, insti­tucionalidad y productividad".

En cuanto al plan de reforesta­ción, el liberal dijo que "noso­tros tenemos la legislación ade­cuada y suficiente para poder proteger nuestros bosques. No es un problema de legisla­ción, el tema es que no se aplica. Tenemos problemas de corrup­ción en la Seam (Secretaría del Ambiente), que está fuerte­mente comprometida con la corrupción. Entonces, debe­mos fortalecer el trabajo de la Fiscalía Ambiental; debemos fortalecer todas las institucio­nes vinculadas al cumplimiento de las leyes vigentes en materia ambiental". En cuanto al mismo punto, Abdo Benítez aseguró que "el capital natural que tiene el Paraguay es una de las mayo­res riquezas. Tenemos el com­promiso con el medio ambiente. El primer desafío que tenemos es hacer productivos los bos­ques. Segundo, que se respete la ley; tercero, elevar la produc­tividad del sector agropecua­rio de manera armónica con el medio ambiente".

EDUCACIÓN E INCLUSIÓN SOCIAL

En cuanto al segundo punto, ambos aspirantes al sillón pre­sidencial coincidieron en que se debe fortalecer la educación a través de mayores capacitacio­nes e infraestructura.

El candidato al Partido Colo­rado sostuvo que "nosotros hemos firmado un convenio con el Fondo para la Excelen­cia, donde queremos elevar la mirada y hacer un esfuerzo colectivo de convertir a la edu­cación como una causa nacio­nal. Hay mucha gente que quiere contribuir porque de eso depende el futuro de la nación. Vamos a fortalecer todos los programas, como el programa de salud PANI que permite la igualdad de aprendizaje de los jóvenes. También vamos a apo­yar el proyecto de la educación en la edad tempranera. Y revi­saremos la malla curricular, incorporando a la media una cultura del trabajo de modos técnicos, para que los que ter­minen el ciclo básico salgan con un oficio y pasen directamente al campo laboral. Asimismo, apostaremos a la capacitación de los docentes y la utilización de la tecnología. Invertir en tec­nología sin descuidar la capaci­tación". En cuanto a la pregunta sobre cómo va a desmontar la estructura partidaria para mejorar la educación, Marito explicó: "Al convertirse en causa nacional, se va a involucrar la sociedad. Porque cuando hay esfuerzo compartido, hay con­troles mutuos. Nosotros vamos a dejar un legado para el futuro de la nación que depende exclu­sivamente de una buena edu­cación".

Respecto a la inclusión, Abdo Benítez mencionó que se poten­ciará este aspecto debido a que está garantizada en la Consti­tución Nacional. Así también se buscará equiparar la rela­ción varón-mujer en el aspecto laboral como el cobro de sala­rios, entre otros puntos.

Por su parte, el candidato de la PLRA reconoció que la educa­ción ha tenido mayor inversión económica, pero que la cali­dad de la misma sigue siendo "mala". "Tenemos que hacer una reforma, un gran con­greso en donde participen todos los sectores para cons­truir la educación que nues­tro país necesita. Sobre tres ejes: la formación de nuestros docentes, dotar de todas las infraestructuras mejorando los recursos económicos y la merienda escolar", apuntó. Con relación a la inclusión, dijo que se debe incentivar esta área y dar todas las con­diciones necesarias. Se mos­tró a favor de la Ley de Pari­dad que está actualmente en el Congreso para su tratamiento.

GOBERNABILIDAD E INSTITUCIONALIDAD

Alegre aclaró que no buscará la reelección y que gobernará para todos, no para un solo sec­tor del país. Se mostró a favor de una reforma judicial. "Tiene que haber una reforma judicial en nuestro país, nadie va a invertir en el Paraguay si no hay seguri­dad jurídica. Estamos viendo que la Corte es capaz de modi­ficar las disposiciones constitu­cionales para ponerse a disposi­ción de Cartes y otros, y eso no puede ser. Mencionó que ante la falta de seguridad jurídica no se puede pensar en atraer inver­sionistas que propicien el creci­miento y desarrollo.

De su lado, Marito considera que "uno de los factores de impedimento para un mayor desarrollo es la falta de cre­dibilidad del Poder Judicial, definitivamente". Aclaró que uno de sus ejes de campaña, de propuesta y el compromiso asu­mido es "liderar un proceso de reforma estructural del Poder Judicial y de reforma y de cam­bio de hombres porque de nada sirve una reforma estructu­ral con hombres moralmente dañados. Yo soy fruto de las lis­tas abiertas y yo apoyé y pre­senté un proyecto en el Senado de la Nación para la apertura de listas en las internas". En cuanto al Presupuesto Gene­ral de la Nación, Alegre apuntó que se debe terminar con "la visión del botín de la función pública". "Tenemos que ter­minar con el concepto de que la función pública es un botín de guerra. Tenemos que tra­bajar en generar condiciones y concursos para que todos pue­dan incorporarse en función al mérito, terminar con los privi­legios escandalosos que existen en el sector público. No hable­mos de lo que pasa en Itaipú y Yacyretá", subrayó.

Mientras que el colorado afirmó que "un funcionario público que cobra un sueldo y que no trabaja… tenemos la obligación moral de luchar en contra de esos vicios. De que tenemos que hacer una rein­geniería, lo tenemos que hacer, pero no podemos satanizar a todos por causa de dos o tres planilleros. Recordó que en su gestión como presidente del Congreso "tumbó la cultura del planillerismo"y que incluso enfrentó a varios colegas por dicho tema. "Para eso tenemos que presentar un presupuesto de manera razonable", agregó.

SALUD PÚBLICA E INFANCIA

En cuanto al área de salud, el colorado reiteró su compro­miso de fortalecer las uni­dades sanitarias en todo el territorio nacional. Afirmó que quiere "duplicarlas den­tro de cinco años para llegar por lo menos al 80 por ciento de la cobertura. Vamos a integrar nuestro sistema de salud a través de la utilización de la tecnología. Hay médicos exce­lentes, pero se necesitan espe­cialistas en cada puesto de salud familiar. A eso sumarle por lo menos una clínica móvil cada un mes a las distintas comuni­dades. Vamos a mejorar todos nuestros hospitales distritales e invertir en los centros regio­nales. Y construir en las cabece­ras departamentales más hos­pitales", sostuvo. En cuanto a los refuerzos para fortalecer la salud, explicó que "es un défi­cit la falta de inversión en salud pública".

Van a haber recursos si nosotros ampliamos nuestra base contributiva luchando con­tra la evasión, formalizando la economía. Vamos a fortalecer. Necesitamos 60 millones de dólares y 255 millones de dóla­res para poder duplicar la canti­dad". Finalmente, con relación a la infancia señaló que "como política pública vamos a crear consejos de la niñez y la adoles­cencia en los diferentes muni­cipios y gobernaciones para que puedan dar mejor asistencia a nuestra niñez".

Por su parte, el representante de la oposición remarcó que "el gran desafío que tenemos es llegar a los 1.500 centros médi­cos. En el tema de salud hay que entrar con fuerza. Nosotros vamos a volver a hacer la salud gratuita para que llegue a cada ciudadano cerca de la gente. El presupuesto de la salud hoy es de 900 millones de dólares, pero se dificulta por la falta de pago de impuestos".

SEGURIDAD FÍSICA Y JURÍDICA

Los postulantes también expu­sieron sobre seguridad física y jurídica, y el narcotráfico en la política. Alegre sostuvo que a su parecer "hay un compro­miso muy grande del Gobierno y de las autoridades porque el narcotráfico y el crimen orga­nizado se han introducido en la política. Por eso yo creo que tenemos que combatirlos, en primer lugar con voluntad, con transparencia, con mucha cla­ridad, con autoridad moral y con los países vecinos porque se trata de un crimen global. Convengamos en que los nar­cos se han posicionado en el Paraguay vinculados al poder político, vinculados al contra­bando de cigarrillo.

Yo creo que la primera cuestión es tener la voluntad de combatirlos, como primer paso. La segunda, efec­tivamente, necesitamos dotar a nuestras fuerzas para que estén en condiciones de enfrentar el desafío. Tenemos que adecuar nuestras fuerzas de seguridad de tecnología y capacidad opera­tiva y tenemos que hacer acuer­dos con los países vecinos. Pero también tenemos que hacer la reforma judicial. Primero, nece­sitamos un Poder Judicial inde­pendiente. El Poder Judicial hoy está controlado por los narcos, controlado por la corrupción. Es un problema complicado, es el problema del Paraguay de hoy", precisó Alegre.

Abdo Benítez señaló que lucha­rán contra el flagelo, potencia­rán la Secretaría de Inteligen­cia y aclaró que de resultar electo mantendrá y fortale­cerá la Fuerza de Tarea Con­junta (FTC). "Nosotros vamos a luchar decididamente contra el crimen organizado. El nar­cotráfico y el crimen interna­cional son los que mejor se han globalizado y hay una concien­cia y un compromiso de parte de naciones amigas del Para­guay en la lucha en contra de estos flagelos que están por sobre las fronteras. Lo vamos a hacer con fuerza dotándole con mayor capacidad opera­tiva a los organismos encar­gados, dotando a la nueva inte­ligencia y haciendo alianzas estratégicas. Vamos a mante­ner la FTC.

Hay muchos hijos de paraguayos que están ahí arriesgando sus vidas para proteger nuestras familias. Podemos tener ansiedad en los resultados, yo soy uno de ellos, pero no por eso nosotros vamos a retirar y destruir la moral de dos instituciones fundamentales para luchar en contra de la inseguridad y los flagelos. Vamos a fortalecer la FTC y van a venir a Asunción el día que terminen con el crimen organizado y recuperemos la soberanía en el Norte", añadió.­