El ministro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Miguel Óscar Bajac Albertini propuso, de manera de acabar con la inse­guridad en el norte del país que provoca el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), iniciar una negociación con el grupo armado a través de un diálogo. El magistrado hasta se ofreció a actuar de mediador e indicó que no temía por su vida debido a que conoce a la mayoría de los integran­tes de la banda criminal. Men­cionó que de darse el diálogo con el EPP "uno de los acuerdos a los que se podría arribar es la reducción de las penas carcela­rias" a cambio de que el grupo se entregue.

"Vamos a ver qué golpe de manos le podemos dar a esta cuestión del EPP y liquidar desde cualquier punto de vista, mas yo pienso en la negocia­ción (…). Si me escuchan ellos, los conciudadanos que están en el EPP, yo estoy dispuesto a dialogar con ellos", había seña­lado Bajac.

COMUNICACIÓN

El magistrado confesó que hubo comunicación con inte­grantes del EPP en varias oportunidades mediante cartas, pero además que son viejos conocidos. "En algunas oportunidades crucé cartas con alguno de ellos. (Manuel Cristaldo) Mieres me mandó la carta diciendo que su proyecto es revolucionario y que no están dispuestos a hablar, pero 'podemos seguir hablando de otras cuestiones que tienen relación', estableciendo una posibilidad, o sea que pusie­ron una posibilidad para poder hablar y eso me puso contento", expresó. También reveló que conoce a casi todos los cabecillas, principalmente a los Villalba. "Algunos de sus hermanos (los Villalba) con­vivieron con mi hija en Ban­copar, otros eran mis alum­nos de la universidad, el papá de los Villalba era carpintero, también en Concepción", comentó.

TINTE POLÍTICO

La intención de "negociador" y "mediador" del ministro llama la atención de la ciudadanía considerando el clima electo­ral que vive el país, y hasta se puede interpretar como una clara estrategia política pro­veniente de la alianza Ganar, que postula a la presidencia a Efraín Alegre, del PLRA, y a la vicepresidencia a Leo Rubin, del Frente Guasu (FG). Refe­rentes de la alianza, desde mediados del año pasado, ini­ciaron una campaña abierta y agresiva a favor de que el gobierno de Horacio Cartes se siente a negociar con la agru­pación criminal.

Cabe recordar que Eugenia Bajac, hija de Óscar Bajac, es candidata número 10 del PLRA para la Cámara de Sena­dores. Así también, el polé­mico dirigente campesino Elvio Benítez, actual concejal departamental de San Pedro y candidato a diputado por el FG, se mostró coincidente con la reiterada propuesta del ministro respecto a blanquear los crímenes de los miembros del EPP.

“ENTREGA TRANSADA”

Bajac habría "transado" la entrega de la soldado del EPP Sonia Ignacia Muñoz Pérez, quien se entregó la semana pasada en Concepción. Fuen­tes confiables de los tribunales de Concepción –que solicita­ron el anonimato por seguri­dad– confirmaron que la epe­pista sería liberada el próximo jueves 1 de marzo, fecha dis­puesta para su audiencia, en la que se fijarán sus medidas cautelares.

El pasado martes 13 de febrero, Sonia Muñoz Pérez, quien era buscada desde el 2008 por el secuestro del ganadero Luis Lindstron, se presentó en la sede del Palacio de Justicia de Concepción. Coinciden­temente, el ministro Bajac realizó oficina en los tribu­nales concepcioneros al día siguiente de la "entrega". Fuen­tes tribunalicias aseguran que el magistrado habría "arre­glado" personalmente la cele­ridad de la liberación de Muñoz Pérez para el 1 de marzo.

La abogada Sinthia Ruiz, defensora de la epepista Sonia Muñoz, es candidata a dipu­tada por el FG. La letrada rea­liza visitas periódicas a Alcides Oviedo y mantiene vínculos con la pareja actual del conde­nado.

Asimismo, Adriano Muñoz Pérez es candidato a concejal departamental de Concepción, número 1 en la lista del FG, y es el hermano de Sonia Ignacia Muñoz Pérez, epepista recien­temente "entregada" a la Justi­cia, quien recuperaría su liber­tad este próximo 1 de marzo, después de permanecer pró­fuga durante 10 años.

PPP A FAVOR DE EPEPISTA

Integrantes del partido de izquierda, Paraguay Pyahurã, se manifestaron ayer en una plaza del micro­centro para exigir la libertad de Genaro Meza, supuesto cocinero del EPP cuando Franz Wiebe estuvo en cautiverio. El detenido es tío de Magna Meza.

Eladio Flecha, vocero de la agrupación socialista, explicó que el lema de esta campaña es: "La Fiscalía miente, Genaro Meza inocente", y pretende que las autoridades dejen en libertad al citado recluso. Flecha alega que las pruebas utilizadas por el Ministerio Público para formular la imputación carecen de validez, pues según él, no pasan de un par de botas de lluvia, quepis de Paraguay Pyahurã, documentos, una casa precaria y su parentesco con la cabecilla del EPP, Magna Meza.

"Nosotros presentamos los elementos de que no es tío de Magna Meza, pero hasta ahora la Fiscalía no tiene en cuenta eso", comentó Flecha en entrevista con la 650 AM. Añadió que Meza se quedó sin abogados porque la defensora de Santa Rosa, que lo asistía, fue trasladada a Fuerte Olimpo. Genaro Meza se encuentra recluido en el penal de Coronel Oviedo hace unos cuatro meses, por supuestamente integrar el grupo armado EPP.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar