Unos 200.000 niños del ciclo escolar del departamento Central estuvieron a punto de perder el programa "Vaso de leche". Este fue el legado de la administración a cargo del liberal Blas Lanzoni, en la Gobernación del departamento Central. El político dejó como herencia una deuda millonaria con los industriales lácteos que ronda los G. 18.700 millones.

La elevada deuda se comenzó a pagar recién con la administración del nuevo jefe departamental Carlos Saldívar, de la ANR, lo cual devolvió la tranquilidad a los niños y padres, garantizando la continuidad del programa. Además, se ofreció a los industriales lácteos reanudar la provisión del producto este año.

Cabe recordar que entre el 2015 y 2017 la administración Lanzoni dejó de pagar a los proveedores e incluso en su momento se habló de pagos selectivos a algunos proveedores más pequeños que pertenecían al mismo signo partidario, lo que generó una deuda descomunal de unos G. 18.700 millones y puso en riesgo la nutrición de unos 200 mil niños del departamento.

En cuanto al dinero destinado, el director financiero de la Gobernación, Carlos Krussel, en su momento atribuyó el atraso de los pagos a la falta de transferencias del Ministerio de Hacienda desde el 2015. Agregó que cuando recibían el dinero, un año después, no se podía utilizar para pagar las deudas, sin una reprogramación o una ampliación presupuestaria.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar