Con el veto del Poder Ejecutivo del subsidio de las deudas de campesinos y la emergencia agrícola, los oficialistas insistirán con el proyecto de refinanciación que ya se había planteado. En este sentido, el senador Juan Darío Monges indicó que ya se cuenta con el proyecto hecho y que solo se necesita de una voluntad política para su tratamiento, principalmente de los sectores de la oposición.

"Tenemos el proyecto elaborado, es cuestión que exista la voluntad. Está en comisiones, lo tiene el presidente del Senado. Lamentablemente no hubo respaldo. Es cuestión de reencauzar una acción legislativa que conlleve a la solución real a este problema", sostuvo el legislador. Asimismo, manifestó que este planteamiento es razonable y financiable, además que este refinanciamiento se hará caso por caso para cada productor en cada rubro.

Monges indicó además que la Ley 5.727 debe ser modificada para ampliar la lista de beneficiarios y pueda ser aplicable desde el Crédito Agrícola y el Ministerio de Agricultura. "Se debe tener una política de acompañamiento permanente. La lista se puede ampliar a más campesinos, quienes dicen tener sus deudas se pueden inscribir en este proyecto, ya que no hay una legislación que permita un abordaje integral, propusimos modificar la Ley", explicó.

Por su parte, la senadora colorada Lilian Samaniego destacó la decisión del presidente de la República, Horacio Cartes, de vetar el proyecto sancionado por ambas Cámaras del Congreso Nacional. Argumentó que la normativa dividió a la sociedad y calificó de oportunistas a los parlamentarios de la oposición. "Les dije que esto ponía en riesgo la situación financiera de todos los paraguayos, ponía en riesgo la defensa de la ciudadanía", aseveró.