El asesor político de la presidencia de la República, Darío Filártiga, aseguró que el sector oficialista del Partido Colorado no tiene ninguna responsabilidad en la versión de que se podría reflotar el proyecto de enmienda constitucional para habilitar la reelección presidencial y apuntó al sector de la disidencia como responsables, y calificó el hecho como una "artimaña" del sector.

Mencionó que el motivo principal es el temor suscitado debido a que el precandidato del oficialismo, Santiago Peña, se está posicionando arriba en las encuestas.

"Están entrando en una etapa de gran preocupación por el crecimiento exponencial que se está produciendo en la candidatura de Santiago Peña y entonces recurren a este tipo de artimañas", señaló Filártiga. Desmintió que exista la posibilidad de que el movimiento oficialista, Honor Colorado se eche atrás con la candidatura de Peña en las internas partidarias del 17 de diciembre. "No tenemos ninguna responsabilidad en eso", aseguró.

Tras las supuestas versiones de que la enmienda sería reflotada, el oficialismo aclaró que lo dicho no pasa de ser una invención para confundir a la ciudadanía, considerando la crispación política en que se vive. Muy por el contrario, aseguran que es la candidatura a la presidencia de la República del senador Mario Abdo Benítez por el movimiento disidente Colorado Añetete, la que no está "prendiendo".

Desde el oficialismo reiteraron que con la renuncia del presidente de la República, Horacio Cartes, a la intención de reelección presidencial, dicha posibilidad de apoyar la enmienda fue descartada por el Comando Nacional de Honor Colorado.

Los parlamentarios del Frente, quienes también apoyaban dicha propuesta dijeron que desconocen la supuesta intención de reimpulsar el proyecto.

No obstante, el ex asesor de la Justicia Electoral, Carlos María Ljubetic, reveló que, de hecho, los plazos ya no dan para reimpulsar el proyecto reeleccionista y descartó que él haya sido sondeado por el oficialismo para revisar los plazos, es más la calificó como cosa del pasado, del cual ya ni siquiera merece que se hable.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar