La Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) pagó G. 60 millones, unos US$ 10 mil, para una especialización en derecho de la gerente jurídica del ente, Abg. Myriam González, en la prestigiosa Universidad de Salamanca, España, tres meses después de ingresar a la institución. Sin embargo, la funcionaria dilapidó el dinero de la gente, ya que no asistió a todas las clases y por eso no trajo el diploma correspondiente.

Myriam es miembro suplente de la ANR por Colorado Añetete. Se confirma que se fue de paseo, tuvo tiempo hasta para disfrutar de una luna de miel con su amado por Irlanda, tal como ya habíamos difundido, pero no para completar la carga horaria del curso denominado “crimen organizado, terrorismo y corrupción”.

El 30 de enero pasado, en la Sala Francisco Salinas de la Universidad de Salamanca, los compañeros de Myriam recibieron sus diplomas, pero por sus ausencias ella no pudo recibir el suyo.

Quince paraguayos, entre ellos varios de la función pública, participaron de esta especialización y comentaron que la compatriota se acercó para pedir su diploma, pero su nombre estaba tachado en la planilla por no completar la carga horaria establecida.

Al tener que justificar y documentar su viaje, la funcionaria presentó en la Essap y en la Contraloría General de la República (CGR) una constancia de que estuvo en el curso, sin embargo este documento es diferente al que recibieron sus compañeros que de verdad terminaron en tiempo y forma la capacitación.

La constancia que presentó la abogada no tiene la firma del rector magnífico Ricardo Rivero Ortega ni del director de la especialidad, Eduardo Fabián Caparrós. La abogada se escudó en un certificado que le firmó el director Óscar González Benito, director gerente de la universidad, a modo de aclarar que sí participó del curso. El problema es que no completó la carga horaria requerida.

CARGA HORARIA

El curso tiene una carga horaria de 120 horas, de las cuales 60 horas son de carácter presencial y se admite ausentarse solamente 5 horas; es decir, requería cumplir con un 85% de asistencia, dicho porcentaje habilita para la realización de un trabajo de investigación posterior a las restantes 60 horas y así obtener el título de especialista.

Pero la flamante abogada, quien apenas aterrizó en setiembre pasado a la Essap, voló a “estudiar” a España, se ausentó más de lo debido en las clases y se fue al tacho el dinero que pagó el Estado.

Además, el escándalo incluye a su pareja José Arnaldo Bordignon Pintos, quien también se ubicó como asesor en la Essap en noviembre pasado con un salario de G. 9,2 millones.

Dos meses después de conseguir el cargo en la empresa estatal, el funcionario tomó vuelo hacia Europa para así compartir un tour romántico con su amada Myriam gracias al padrinazgo de las autoridades de turno en la aguatera estatal.

FINALMENTE, PRESIDENTE LIBERÓ ENTREGA DE DOCUMENTO

En reiteradas ocasiones pedimos acceder a la copia del diploma de Myriam. Nos acercamos a la institución, donde tanto los de comunicación como recursos humanos se desentendieron del caso ante la evidencia de que la funcionaria no trajo este documento. El sábado pasado insistimos una vez más al presidente de la Essap, Natalicio Chase, quien finalmente nos facilitó la constancia que presentó Myriam.

Hasta ahora el presidente mantiene en el cargo a la funcionaria pese a la irregularidad que cometió.

DICE QUE DEVOLVERÁ LA PLATA

En la Contraloría dijeron que actuaron de oficio a raíz de las publicaciones periodísticas de La Nación y solicitaron las documentaciones correspondientes sobre el viaje. Sin embargo, admitieron que la constancia no es el diploma que debía presentar la funcionaria si realmente completaba el curso que le pagó la Essap.

En CGR informaron que entre los papeles que remitió Essap figura un documento escrito en el que la funcionaria se compromete a devolver la totalidad del viático, cerca de G. 60 millones, antes del 15 de febrero, con esto apuntan al blanqueo del caso.

FUNCIÓN PÚBLICA SE LAVA LAS MANOS

Por su parte, la ministra de la Función Pública, la doctora Cristina Bogado, indicó que desde su institución no pueden hacer nada y que ya dependerá exclusivamente del máximo representante de la entidad pública para aplicar las sanciones.

“Desde la función pública no podemos aplicar sanciones, ya dependerá exclusivamente en este caso del presidente de la Essap, Natalicio Chase, para aclarar este caso. Lógicamente existe un hecho irregular, la funcionaria no cumplió con su misión. Por más que devuelva su viático, existe una irregularidad”, manifestó Bogado.

Este es el diploma que trajeron los funcionarios que sí completaron el curso en Salamanca. Como se puede ver cuenta con la firma del rector magnífico, del director gerente y del director de la especialidad.
Este es el diploma que trajeron los funcionarios que sí completaron el curso en Salamanca. Como se puede ver cuenta con la firma del rector magnífico, del director gerente y del director de la especialidad.
Esta es la constancia que presentó la funcionaria de Essap al no recibir el diploma por no asistir a las 60 horas de clases.
Esta es la constancia que presentó la funcionaria de Essap al no recibir el diploma por no asistir a las 60 horas de clases.
José Bordignon y Myriam González, cuando aprovecharon el curso pagado por la Essap para una luna de miel express en Irlanda.
José Bordignon y Myriam González, cuando aprovecharon el curso pagado por la Essap para una luna de miel express en Irlanda.