La senadora de Encuentro Nacional, Kattya González defiende a capa y espada a Soledad Blanco, que metió también por la ventana, es decir sin concurso como funcionaria del Congreso Nacional. Sumado a que ella misma hizo lo mismo cuando ingresó a la Cámara de Senadores como asesora sin concursar y sin necesidad de afiliarse al Partido Colorado, tal como ironiza en la actualidad.

A través de sus redes sociales, la parlamentaria asegura por Blanco estar “orgullosa de que forme parte de mi equipo de trabajo”, minimizando el hecho que su ingreso a la función pública en la Cámara Alta lo hizo sin concurso, que justamente es lo que a viva voz cuestiona hacia los demás funcionarios que ingresaron por parentela de políticos.

Le puede interesar: Ley del servicio civil sería tratada luego del receso parlamentario, afirman

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Para el show mediático, González está lista y preparada para dispara a los cuatro vientos su indignación por la contratación de varios hijos de congresistas en el Poder Legislativo. Prueba de ello, y en fiel cumplimiento a su estilo, en los últimos días del año 2023, se colocó una pañoleta colorada, haciendo alusión al Partido Colorado, y haciendo burla a la supuesta obligatoriedad de afiliarse para conseguir el primer trabajo.

Lo que la parlamentaria evita recordar es que ella también fue asesora del Senado durante 2 años y, aunque en ese tiempo aún su papá no era senador, ya gozaba de mucha influencia en el ámbito legislativo. Sin concurso de por medio, el 12 de abril de 2004, el entonces presidente del Senado, Carlos Mateo Balmelli, contrató por tres meses a la abogada Kattya González en carácter de asesora adscripta a la Presidencia de la Cámara Alta, con un salario de G. 2 millones mensuales.

Siga informado con: Abdista no podrá presidir seccional de Antequera tras su expulsión, afirman

En tanto que, el 19 de enero de 2005, el presidente del Senado, Miguel Carrizosa, también la contrató por seis meses para que siga siendo asesora de la Presidencia de la Cámara Alta, con un salario mensual de G. 2.500.000.

En esa oportunidad, la entonces abogada -hija del político Marcial González Safstrand- no requirió afiliarse al Partido Colorado para conseguir el puesto en la función pública, le habría valido solo los contactos de su padre. Otro antecedente de González es su contrato como asesora legal en Aduanas, de acuerdo a antecedentes publicados en la prensa.

Dejanos tu comentario