Por Lourdes Torres (lourdes.torres@nacionmedia.com).

Al asumir Pedro Alliana la vicepresidencia de la República y llegar a su despacho se encontró con un hermoso edificio histórico, que es conocido desde hace tiempo como Palacete de Vargas, pero en un lamentable abandono, por lo que rápidamente solicitó su restauración y puesta en valor. Hoy este centenario edificio, ubicado sobre las calles Juan E. O’leary n.° 222 y Presidente Franco, luce una renovada imagen, tras los trabajos de remozamiento realizados por la actual administración.

Para conocer mejor detalles del trabajo realizado, el diario La Nación/Nación Media conversó con el arquitecto Francisco Martínez, que estuvo a cargo de los trabajos de renovación, y señaló que se realizaron gracias a la ayuda financiera de la Itaipú Binacional. Indicó que primeramente se comenzó con la renovación de la pintura de la fachada del edificio, que cuenta con interesantes detalles decorativos por su estilo neoclásico italiano. La edificio consta de 1.405 metros cuadrados distribuidos en dos plantas.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Martínez indicó que se mejoró el sistema de iluminación, tanto de la fachada con los colores patrios, así como del interior del edificio. “En la parte interna se realizaron importantes reparaciones como el vitral que tiene varios años de antigüedad, más el cobertor que cubre el vitral que fue dejó prácticamente a nuevo. Con esta reparación se mejoró el ingreso de luz natural. También se adecuó toda la parte eléctrica”, precisó a Nación Media.

Le puede interesar: Gobierno anuncia reducción del pasaje para transportes de mediana y larga distancia

Con apoyo financiero de Itaipú Binacional se desarrollaron trabajos de restauración en todo el edificio. Foto: Gentileza

Adecuación de seguridad

Mencionó que se realizó un buen mantenimiento a la escalera de tipo imperial, con baranda de hierro forjado con diseño artístico. Además se pulió todo el piso de mármol y el piso de parqué del despacho del vicepresidente, mediante un tratamiento especial. Cambiaron el alfombrado, se limpiaron y renovaron las lámparas tipo araña, dejando igualmente como nuevo.

Resaltó que lo nuevo en el edificio es la adecuación del sistema de accesos y sanitarios inclusivos, que no contaba el edificio, aunque sin modificar la estructura esencial del edificio histórico. Así como la adecuación del sistema contra incendios, que tampoco tenía el edificio, conforme a las normativas municipales.

Finalmente, señaló a La Nación que en la escalera principal fueron colocados los bustos de los héroes de la patria, encabezando con el retrato de Carlos Antonio López (1792-1862), primer presidente constitucional de la República; y le escoltan el general José Eduvigis Díaz, Fulgencio Yegros, José Gaspar Rodríguez de Francia, Pedro Juan Caballero y el mariscal José Félix Estigarribia.

Lea también: El Palacete De Vargas conserva su esencia a pesar de las intervenciones

El edificio histórico tiene un estilo neoclásico italiano y es actualmente la sede de la Vicepresidencia de la República. Foto: Gentileza.

Dejanos tu comentario