El diputado Alejandro Aguilera, uno de los ocho legisladores de la Cámara Baja que dejaron Fuerza Republicana para pasar a Honor Colorado, habló de las nuevas adherencias al movimiento político del Partido Colorado, afirmando que representan apoyos estratégicos no solo para consolidar el gobierno de Santiago Peña, sino también para constituirse como un pilar político en la gestión del mandatario.

La idea es trabajar en conjunto con el presidente de la República. Siempre digo y sostengo que tenemos la responsabilidad de apoyar al mandatario, ya que fuimos elegidos para ser oficialistas; por eso decidimos estar en el mismo equipo político del presidente”, expresó en el programa “Fuego Cruzado, por GEN/Nación Media.

Lea más: Gobernador y diputado por Misiones dejan el abdismo y confirman su pase a Honor Colorado

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Habló además de la incoherencia que constituye formar varias bancadas de un mismo partido en el Congreso, esto sin mencionar que no se puede ejercer el rol de oposición, solo para estar en contra de cada una de las líneas de gobierno. Sin embargo, expresó que muchos de sus colegas ubicados en bancadas ajenas a Honor Colorado, apoyan las líneas del Ejecutivo, pero manteniendo una línea política diferente en un intento de demostrar autonomía.

“Pero si vamos a hablar bajo las líneas estatutarias, debería existir una sola bancada del Partido Colorado en ambas cámaras del Congreso. Es importante mantener una disciplina partidaria porque si nos dispersamos, perdemos fuerza, haciendo que el Partido Colorado pierda su naturaleza como institución; se deben unificar también los criterios, más en temas de relevancia como la toma de decisiones”, indicó.

Lea también: Cuatro gobernadores y ocho diputados confirman su pase al movimiento oficialista

"Es importante mantener una disciplina partidaria porque si nos dispersamos, perdemos fuerza", expresó el diputado Alejandro Aguilera. Foto: Jorge Romero

Rol de las bancadas

Actualmente, en la Cámara de Diputados coexisten tres bancadas del Partido Colorado, la conformada por el movimiento Honor Colorado, una independiente con cuatro miembros y la de Fuerza Republicana que se mantiene con seis miembros. Para Aguilera, solo la última se enmarca con una hoja de ruta delimitada, a diferencia de la independiente que se inclina en apoyo al gobierno de Santiago Peña.

“Pese a la consonancia que podríamos llegar a mantener, se desarrollarán también muchas diferencias principalmente con la de Fuerza Republicana. Hoy no hay un proyecto de poder ni una proyección política en la disidencia; este sector está descabezado”, dijo, agregando que el expresidente de la República Mario Abdo Benítez y el exvicepresidente Hugo Velázquez, se encuentran con la figura política completamente “tirada”, por lo cual ejercen el mismo liderazgo que antes.

No te pierdas: Bancada de HC en el Senado también sumará integrantes a sus filas

"Hoy no hay un proyecto de poder ni una proyección política en la disidencia; este sector está descabezado”, dijo Aguilera sobre Fuerza Republicana. Foto: Jorge Romero

La gobernabilidad

Aguilera recordó que el Partido Colorado ha demostrado ser el más democrático en el país, destacando que debido a eso actualmente, aparte de posicionarse como fuerza política, han logrado constituirse como instrumento de gestión para la administración central, aparte de contribuir a la gobernabilidad del Estado.

Es importante seguir bajo la línea de la cohesión y resalto la manera en que varios colegas comprenden poco a poco esa premisa. Puedo decir, con seguridad, que de 48 diputados colorados, 41 se encuentran en una misma línea y buscan acatar las directrices del gobierno y el partido; de esa manera, nosotros vamos a proyectar a la administración central”, expresó.

Remarcó que los intereses de las bases del Partido Colorado deben estar focalizados hacia mantenerse unidos y conformando un sustento político hacia el gobierno de Peña. Esto asegurando que los propios representantes de la nucleación no deben contribuir al libreto de una oposición que busca desarticular las fuerzas del partido, atendiendo que les conviene tener un oficialismo fracturado y dividido.

Dejanos tu comentario