Cristian Camilo Monsalve Londoño, condenado por los cargos de homicidio y portación ilegal de armas a 23 años de cárcel por participar en el asesinato del fiscal Marcelo Pecci, al igual que su madre Marisol Londoño Bedoya; compareció este miércoles 18 de octubre como testigo de la Fiscalía colombiana en el juicio a Margareth Lizeth Chacón Zúñiga, sindicada como la principal responsable de organizar el crimen en mayo de 2022. El joven de 26 años cuestionó la credibilidad del sicario Francisco Luis Correa Galeano, quien lo contrató junto a su madre para avisar la ubicación del agente paraguayo en Cartagena, ocultándole supuestamente que la intención era matarlo.

En esta misma audiencia estaba previsto que participen otros tres condenados por este crimen, los hermanos Ramón Emilio y Andrés Felipe Pérez Hoyos, quienes ordenaron a Correa que estructure al equipo de sicariato; y Eiverson Adrián Arrieta Zabaleta, quien transportó a los sicarios. Sin embargo, por una “omisión involuntaria” de la defensa y el juzgado no fue posible la conexión de los citados desde el Centro Penitenciario de Cómbita, por lo que su intervención a favor de Chacón se programó para este viernes 20 de octubre, a las 9:00 (11:00 hora paraguaya).

En su declaración testifical, Cristian Monsalve se conectó desde la Cárcel y Penitenciaria con Alta y Media Seguridad El Barne (CPAMSEB) de Cómbita (Boyacá) y relató que llevaba por varios años un vínculo de amistad con el sicario Francisco Correa, que incluso mantuvo una convivencia por un periodo de 2 meses con el exmilitar y exmiembro de la banda criminal Los Paisás, en que conoció en 2009 a Ramón Emilio Pérez Hoyos, hermanos de Andrés Felipe, presunta expareja de Chacón.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

“Lo vi como una figura parental para mí. Con él trabajaba como comerciante, vendiendo ropa, yo era el mensajero, el encargado de las entregas. Antes de que ocurriera este fatídico hecho, él me manifestó que venía una persona extranjera que le debía un dinero, por lo que él ya había comprado una mercancía. Me dijo que si podía marcar a una persona, campanear. Entonces, al tener yo tanta confianza con esa persona, él me dijo que viajara a Cartagena. y para ser el mes de mayo, era el día de madres, pues me manifestó que podía llevar a mi madre y podía aprovechar de darle ese regalo”, dijo Monsalve en la audiencia híbrida ante el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Cartagena.

“En la confianza que le tenía, y él no me había sido claro lo que iba a suceder o iba a pasar, yo acepté y llevé a mi mamá, porque si desde un principio me decía lo que iba a suceder, yo jamás me hubiera prestado para esto y menos hubiera llevado a mi mamá, para que que no estuviera en esta situación”, agregó. Señaló que él y su madre llegaron a encontrarse con Correa en Cartagena, donde estuvieron “vacacionando” para el 7 u 8 de mayo, ocasión en que el exmilitar le indicaba de manera constante que debía encontrar “a la persona que le debía dinero”.

Lea más: Pérez Hoyos: “Que digan la verdad y no esté todo manipulado por beneficios”, pide abogado

Cristian Monsalve (de remera roja) junto a su madre Marisol, ambos condenados a 23 años de cárcel por el crimen de Pecci. Foto: Archivo

“No me esperaba a los sicarios”

“Francisco Luis llegó a ubicarlo y me dijo por qué no ingreso yo al hotel de Decamerón de Barú con mi mamá para ubicar a la persona y así él llegaría a cobrar su respectivo dinero, yo inconscientemente, sin saber los planes que tenía, hice la marcación, le di la ubicación exacta del doctor Pecci. Contados los minutos de haberle dicho la marcación a Luis Correa, llegaron los muchachos en un jet ski, atentaron y le quitaron la vida, y yo la verdad no me esperaba eso”, refirió, con la voz quebrada.

Asimismo, comentó que se encontraba en la playa privada a una distancia de 8 o 9 metros del sitio donde fue asesinado el agente fiscal. Agregó que por instrucción de Correa Galeano permaneció en la zona. “Él me dijo que llegaría, pero nunca ocurrió. Llegaron los sicarios. Francisco fue quien me contactó, siempre tuve contacto con él. En ese lugar (Cartagena) nunca estuve con otras personas, solo con Francisco”, detalló.

Además de la acusada, que se encuentra en la Reclusión de Mujeres de Bogotá, el juicio contó con la participación del procurador Anderson Castro Muñoz, los abogados Mario Burgos por Fiscalía, Luis Henriquez, defensor de Chacón; y Francisco Bernate Ochoa, representante de víctimas, con presentación de Francisco Pecci y María Celsa Albertini, hermano y madre de la víctima.

Lea también: Caso Pecci: audiencia de hermanos Pérez Hoyos será retomada el viernes

El sicario Francisco Luis Correa Galeano. Foto: Gentileza

Pago de 24 millones de pesos

“La verdad, yo sentí mucha culpa, que lo que había sucedido, también era culpable mía y yo no pude con eso y le dije a mi madre que nos vayamos a Medellín, lo más pronto posible”, contó sobre su reacción tras perpetrarse el asesinato de Pecci. Agregó que se trasladaron mediante un transporte de flota en el mismo día del homicidio, el 10 de mayo del 2022.

“Después de 3 días me encontré con Francisco Luis Galeano. En varias ocasiones salíamos a comer y ya él me manifestaba que ese era su plan. Él siempre me financió en efectivo mientras estuve en el hotel como marcación y fueron por ahí 4 millones de pesos. Ya después en Medellín, nos dio para mí y mi madre tan solo 20 millones de pesos, que con eso podríamos sobrevivir. Francisco me dijo que esta suma fue por la marcación. Él en Cartagena se transportaba en taxi, igualmente yo y mi madre”, puntualizó sobre el monto total que, al cambio actual, equivale a 42 millones de guaraníes.

“No es una persona normal”

“No me consta que se haya reunido con otras personas en Cartagena. Él siempre me tenía muy aparte de sus cosas, era muy esquivo. La verdad que Francisco no es una persona normal, mientras yo conviví con él fue un drogadicto y además atentó contra su vida con un disparo en la cabeza”, puntualizó el joven comerciante, al concluir el interrogatorio de la Fiscalía. En sus declaraciones, Correa había afirmado que estuvo en Cartagena con los hermanos Pérez Hoyos y Margareth Chacón.

Agregó que Correa Galeano en ninguna ocasión le precisó quién era supuestamente la persona que le debía una suma de dinero. “Yo me sorprendí, estuve muy asustado, presencié el homicidio. Yo soy una persona que nunca delinquió, soy un muchacho que estudió y trabajó, y por una mala decisión y por dejarme llevar por Francisco Galeano, estoy pagando este error, caí en la trampa y mi madre también lo está pagando”, afirmó. A su turno, el abogado Luis Henriquez desistió de interrogar a Monsalve, argumentando que en base a sus respuestas no se justificaba presentar la defensa de Margareth Chacón sobre su no participación de los hechos narrados.

Dejanos tu comentario