El analista político Marcelo Duarte se refirió al futuro de la izquierda dentro de la arena política paraguaya tras los conflictos internos desatados entre sus principales dirigentes y la declinación de su líder Fernando Lugo, que llevó al sector a lograr solo una banca en el Congreso Nacional para el periodo 2023/2028, perdiendo su posición como tercera fuerza.

En la actualidad la izquierda en nuestro país no está lo suficientemente organizada, tiene que pasar por un proceso de aggiornamento, de modernización. Ya no estamos en el siglo XX y mucho menos en el siglo XIX. El marxismo-leninismo es apenas hoy una referencia histórica, entonces no se puede pretender implementar esa ideología en nuestra época, es desfasada. Ellos no pueden seguir con las mismas propuestas de hace años”, indicó en comunicación con el diario La Nación/Nación Media.

Los pasados comicios generales del 30 de abril marcaron la debacle de la izquierda nucleada en la concertación denominada Frente Guasu y fin de la era Lugo, tras pasar de ser la tercera fuerza a su casi extinción con la conquista de un solo curul en el Senado, ocupado por Esperanza Martínez.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Si la izquierda no corrige su rumbo, corre el riesgo de ir disminuyendo su caudal electoral, lo mismo que le puede llegar a pasar al Partido Liberal Radical Auténtico, si no mantiene su identidad como partido. Decir que la izquierda podría desaparecer de la arena política es demasiado extremo, pero lo que puede suceder es que pierda peso electoral si no lee correctamente el mensaje que le dio el electorado. Yo no creo que le haga bien al país dividirse solo en colorados y anticolorados”, remarcó.

Leé también: Denuncian que Abdo Benítez puso en jaque a la política energética del Paraguay

Marcelo Duarte, analista político. Foto: Archivo

Al respecto, el Frente Guasu Ñemongeta había conseguido en los últimos comicios un total de 60.714 votos, dejando fuera del Legislativo no solo a Lugo, sino también a sus leales excongresistas Sixto Pereira, Hugo Richer, Miguel Fulgencio “Kencho” Rodríguez y a Carlos Filizzola, quienes aspiraban a ser reelegidos por el voto popular.

Ante esta situación, el Partido Cruzada Nacional, encabezado por el excandidato a presidente de la República, Paraguayo “Payo” Cubas, pasó a ser calificado en ese entonces como la tercera fuerza política tras conquistar 5 bancas en el Senado y 4 en Diputados.

“Tienen más de 4 años para aprender de sus errores, de lo contrario si no lo hacen sería un milagro que se recuperen y crezcan. El poder reagruparse dependerá de la habilidad de sus dirigentes, deben corregir su discurso y accionar. No se tiene presente a ningún dirigente que se destaque de manera notoria en la izquierda”, sostuvo.

Te puede interesar: Ninguna hectárea de Remansito en conflicto pertenece al Indert, aclaran

Dejanos tu comentario