El diputado liberal Marcelo Salinas fue elegido como vicepresidente segundo de la Cámara Baja y manifestó en contacto con La Nación/Nación Media, que sus labores se enfocarán en animar a la oposición a constituirse de manera responsable, con apertura y sin negar cualquier proyecto de ley solo por venir del oficialismo. “Buscaré ser el articulador de la oposición y trabajaré para que se efectúe la gobernabilidad y la defensa de la institucionalidad”, expresó.

Adelantó que, en conversaciones con el elegido como presidente de Diputados, Raúl Latorre, coincidieron en la necesidad de dialogar constantemente con la oposición, especialmente con los referentes liberales, para apostar al consenso político y el tratamiento productivo de los proyectos de ley. Al respecto, celebró la predisposición de muchos colegas suyos, quienes deciden apostar por el trabajo colectivo.

Muchos me dijeron que a partir de este lunes ya se pondrían a disposición de la institucionalidad, priorizando la construcción de un mejor país. Ya estipulamos reuniones con algunos colegas y otros quieren colaborar con Latorre como nexo con el Ejecutivo; en ese sentido, todo ya está encaminado para mantener la pacificación política, a diferencia de cuatro o cinco que siguen reticentes”, indicó Salinas a Nación Media.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: “Mi presidencia en el Congreso no es una cuestión accidental”, afirma Beto Ovelar

El diputado liberal manifestó que muchos de sus colegas apuntan a la gobernabilidad y la defensa de la insticionalidad, poniéndose a disposición en la Cámara Baja. Foto: Archivo

“Una mayoría tranquila”

Con respecto al actual presidente de la Cámara Baja, destacó su perfil por ser una persona aperturista, que prioriza el deseo de tener buenas acciones en favor de la ciudadanía, antes de sus intereses personales o de determinados sectores. Aseveró que ambos han reafirmado la necesidad de mantener las disidencias, recordando que estas favorecen los procesos democráticos.

Algunos colegas no quieren entender que hay una mayoría tranquila de los colorados. La gente está cansada de las peleas, así como de las mentiras, porque debemos recordar que muchos de los que hoy critican los votos opositores a favor de Raúl Latorre, fueron los mismos que votaron por Pedro Alliana como presidente de la Cámara Baja y este tipo de realidades no quieren reconocer”, lamentó para LN.

Refirió que desde todos los sectores de la oposición hubo una preferencia para inclinar el apoyo a favor de Latorre, con lo cual considera que se debe descartar cualquier acusación como la instalación de que estos opositores son simpatizantes del oficialismo, cuando se vio el acompañamiento de efrainistas y también de independientes.

Lea también: Senadora Zenaida Delgado dejaría Cruzada Nacional

Dejanos tu comentario