El presidente electo Santiago Peña se reunió este martes con el empresario de origen belga Pieter Jan De Nul, de la empresa Jan De Nul, quien se puso a disposición del mandatario entrante para avanzar sobre el dragado del río Paraguay. Esto debido a que los niveles bajos de agua están afectando la cantidad de productos que pueden ser movilizados y con este plan ofrecido por la empresa belga, se pretende que las barcazas no encallen y así siga el curso comercial.

“Pusimos a disposición la propuesta de factibilidad. Ahora está en manos del próximo gobierno para que liciten y abran el juego a las empresas nacionales e internacionales, para que puedan dragar y darle un curso económico enorme a Paraguay, asegurando que las exportaciones puedan salir con un calado garantizado y que, a la vez, las importaciones pasen por el río sin que la bajante afecte la logística y complique la importación”, expresó Jan De Nul al término de la reunión.

Lea más: Penner dice que opta por la gobernabilidad y el desarrollo: “soy institucionalista”

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La empresa belga se encuentra desde 1995 a cargo del mantenimiento del río Paraná en Argentina y teniendo en cuenta esa labor, el CEO de la firma manifestó que puso a disposición del presidente electo sus funciones para el dragado entre el río Apa y Asunción, buscando mantenerlo a un calado de 10 pies permanentemente durante 25 años, a decir de las explicaciones del representante.

En estos momentos, el agua está tan baja que hay que transbordar o salir con los barcos sin completar, lo que implica sobrecostos”, refirió además Jan De Nul. En cuanto a la visión del gobierno, manifestó que tiene un interés fuerte en materia logística, aparte de observar como un aspecto más positivo la ley de Asociación Público-Privada (APP), catalogándola como un ejemplo para la región, teniendo en cuenta la manera en que se podrían potenciar los trabajos para la mencionada actividad.

Lea también: La vicepresidencia primera del Senado recaerá sobre Arnaldo Samaniego, dicen

La empresa belga

La entidad internacional decidió invertir en nuestro país su infraestructura para poder dar una solución a un tramo soberano del río Paraguay que permitirá una navegabilidad 24/7. Los mismos se encuentran trabajando en la nación paraguaya desde el 2019 y su finalidad es poder dar un oxígeno al Estado respecto a los costos operativos que requiere la labor del dragado.

Desde hace casi cuatro años, Paraguay viene sufriendo las consecuencias del fenómeno La Niña, que afecta tanto al sector agroindustrial así como al sector de armadores fluviales. Esto mientras se mantiene la colaboración con la empresa Jan De Nul a través de la ley dela APP; por ello el empresario belga se puso a disposición de Santiago Peña, buscando continuar con esa línea de alianza.

Dejanos tu comentario