Por Alejandra Viola, alejandra.viola@nacionmedia.com

El candidato a presidente de la República por el Partido Colorado, Santiago Peña, abrió las puertas de su casa para una entrevista exclusiva con La Nación/Nación Media a fin de hacer un balance de lo que dejó el 2022 y sus expectativas para el 2023. De convertirse en el próximo jefe de Estado, Peña adelantó cuáles van a ser las prioridades en su gestión, además de asegurar que el objetivo es lograr la recuperación del empleo y que los paraguayos puedan obtener más ingresos. El aspirante a la silla presidencial brindó detalles de su eventual gabinete y habló sobre la conversación que tuvo con quien fue su contrincante en los comicios internos, Arnoldo Wiens.

–Balance del 2022. ¿Fue un desafío haber vuelto a ser candidato? ¿Cómo fue el momento de la propuesta?

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

–Yo dije que sí el lunes 18 de diciembre del 2017, apenas a unas horas de haber perdido, yo mismo me planteé a ver si yo estaría dispuesto a hacer esto de vuelta y la respuesta fue sí. Sin saber si esa posibilidad iba a llegar, pero dentro mío tenía que responderme si haría de vuelto esto y la respuesta fue un sí siempre. Con el tiempo y los años, el proceso de experiencia y maduración, el sí ya venía acompañado con plantearme hacer algunas cosas de forma distinta, entonces cuando vino el planteamiento en enero del 2022 yo lo tenía muy madurado, muy pensado, mentalmente estaba preparado por si venía y por si no venía también. Nunca fue una obsesión o el interés que venga de vuelta la posibilidad porque es una combinación de varias cosas, pero sí estaba dispuesto a hacerlo porque fue la pregunta que me hice cuando terminó la campaña hace cinco años.

La vida está hecha de derrotas y éxitos, algo que siempre luché en cada uno de los ámbitos; profesional, personal, fue competir. Me encanta competir y en la competencia obviamente todos queremos ganar, pero la derrota también es una posibilidad y convivir con la derrota también. Ese proceso de seguir compitiendo para mí es algo natural, uno siempre espera tener una posibilidad nuevamente y a mí se me presentó cinco años después, hay gente que no se le presenta nunca más y hay gente que le viene una revancha 15, 20 años después, así que en ese sentido estoy muy agradecido y con mucho optimismo. La palabra esperanza es lo que yo pude capitalizar, pude ver un pueblo que está sufriendo, pero tiene esperanzas de que puede estar mejor.

Santiago Peña aseguró que pudo comprobar que el mensaje de la gente en las últimas elecciones internas fue que quiere estar mejor. Foto: Christian Meza

–¿Por qué ganó Honor Colorado el 18 de diciembre?

–Honor Colorado ganó porque tuvo la serenidad de mantenerse como un espacio político a pesar de la derrota de la presidencia en el 2017 y entender que el compromiso no está compuesto de los cargos, que nuestra responsabilidad política, nuestra responsabilidad como paraguayos no puede estar limitada a estar en un cargo. Entendimos que fuera del gobierno también podemos colaborar, también podemos ser peso y contrapeso en la gestión de gobierno.

–¿Cuál fue el mensaje del pueblo colorado en las últimas elecciones?

–El mensaje es que quiere estar mejor, que no acepta la realidad actual, que quiere progresar, quiere trabajar y luchar contra las injusticias y nosotros de alguna manera encarnamos ese poder estar mejor.

–Del lado del oficialismo siempre se mantuvo esa línea de ataque y persecución, en ese sentido Honor Colorado mantuvo su perfil de no atacar, apuntar a la esperanza, a la posibilidad de estar en un lugar mejor. ¿Cuándo y cómo surge “vamos a estar mejor”?

–Esto surge primero de las conversaciones que tuvimos de qué es lo que nosotros íbamos a representar. El lema de Horacio fue “Un nuevo rumbo para el Paraguay”, nuestro lema fue “Juntos hagamos más” y nosotros siempre nos preguntábamos qué queríamos representar. Entonces preguntamos a la gente qué es lo que la gente quiere, no lo que nosotros queremos, salimos a escuchar a muchos dirigentes, a mucha gente y después combinamos las anécdotas con información más científica. Hicimos estudios de opinión, cualitativos y en esos estudios la gente decía que quería progresar, quería estar mejor y veía que Honor Colorado es la herramienta para que los paraguayos estén mejor. Nos decían que se estaba mejor cuando Horacio Cartes estaba en el gobierno y por eso piden que nosotros volvamos para que la gente pueda estar mejor. Partió de ahí y cuando presentamos las candidaturas en el mes de junio, empezó a correr el lema de la campaña, las motivaciones y los mensajes más importantes.

–De llegar a la Presidencia, ¿cómo sería el gabinete de Santiago Peña? ¿Cuál sería el perfil de los colaboradores? ¿Qué buscaría en ellos?

–La administración pública, el Poder Ejecutivo es una organización muy jerárquica, es casi una estructura militar, aunque es una organización civil. Y en esa jerarquía, el subordinado quiere mirar al jefe y quiere de alguna manera parecerse al jefe. Yo visualizo un gabinete que de alguna manera tenga mi impronta, mi marca, mi experiencia. Yo me identifico hoy como un político que ha caminado la calle, conoce la realidad del Paraguay, encuentra en el Partido Colorado las herramientas, la historia, el presente, el futuro para ser protagonista en la construcción de un país mejor, pero también una persona con un altísimo conocimiento técnico. Entonces si yo tengo que pensar en los perfiles, va a ser una persona que conozca la calle, un político, una persona que tenga una identidad política sobre aquellos preceptos y principios que el Partido Colorado ha pregonado desde sus inicios, muchos de los cuales siguen tan vigentes. Pero también una persona con un altísimo conocimiento técnico en cada una de las áreas de competencias del Estado. No hay duda de que en el área de salud voy a buscar un médico con conocimiento en el sistema de salud pública, en educación voy a buscar a alguien con conocimientos de la política educativa en el Paraguay y lo que queremos proyectar en el área. Entonces van a ser políticos con identidad partidaria, pero con alto conocimiento técnico. Van a haber muchas mujeres en mi gobierno porque conozco muchas mujeres comprometidas que conocen la calle y tienen altísima formación y pertenencia partidaria, lo cual es muy importante.

De convertirse en Presidente de la República, Santiago Peña priorizará la seguridad y la generación de empleo. Foto: Christian Meza

–¿Cuáles van a ser las prioridades reales en los primeros 100 días de gobierno?

–Los primeros 100 días van a estar enfocados en la recuperación del empleo, cómo hacer que el empleo se recupere en el Paraguay y los paraguayos recuperen sus ingresos y por supuesto un trabajo decidido sobre la reducción del costo de la canasta básica de alimentos, que va a ser fundamental. Trabajar también con los organismos de seguridad a nivel nacional para que pueda mejorar la seguridad de manera importante.

–¿Cuál es el mensaje que vas a transmitir a los colorados que no te votaron en diciembre y sí lo hagan en abril?

–Yo creo que el mensaje más importante es no dejarnos confundir por las guerras de otros, en este proceso eleccionario se confrontaron dos movimientos y nosotros recibimos mucho ataque sobre el miedo, cuando en realidad la pelea es una pelea de cúpula, es decir una pelea de líderes. Lo que yo les pido es que me den la oportunidad de escucharme, que me pregunten, me cuestionen y voy a disipar absolutamente todas las dudas. Ningún dirigente va a ser perseguido, hemos aprendido en carne propia el costo de la persecución y mal estaríamos haciendo lo que nosotros estábamos cuestionando y criticando. No a la persecución, ningún tipo de disputas hacia el interior del partido y un proceso donde todos puedan estar mejor. La idea de estar mejor no es que un grupo va a estarlo, todos los paraguayos deben estar mejor, creo que ese es el mensaje quiero dar a ese medio millón de colorados que no me votaron.

–¿Cómo fue la conversación con Arnoldo Wiens?

–Fue muy buena, a Arnoldo lo noté emocionalmente afectado, con la necesidad de poder recomponer el tiempo que transcurrió fuera de la casa en la campaña. Fue una campaña muy intensa. Sentí que tiene ganas de tomarse un tiempo de reflexionar, compartir con su familia y después involucrarse activamente en la política, él es un hombre de partido.

Dejanos tu comentario