Mientras las movilizaciones de gremios de camioneros y otros trabajadores de plataformas de transporte se intensifican, el presidente de Petróleos Paraguayos (Petropar), Denis Lichi, se mantuvo firme en la posición de que en este momento no se podrán bajar los precios en la petrolera estatal. Sin embargo, nuevamente hizo la promesa que una reducción se podría dar a inicios o en la quincena del mes de octubre, “si Dios permite”.

“Lastimosamente, no puedo decir que va a bajar hoy ya el combustible, pero sí muy pronto, si Dios permite. La primera semana, quincena de octubre, vamos a estar recibiendo una nueva partida de productos y ahí vamos a estar bajando lo que se pueda”, dijo este martes el titular de Petropar en su breve intervención ante la reunión conjunta de las Comisiones de Hacienda y Presupuesto; Asuntos Constitucionales, Legislación y la de Cuentas y Control de la Cámara de Senadores.

Te puede interesar: Abdo es quien debe asumir su rol de presidente y destituir a Bataglia del IPS, afirman

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

La nueva promesa de Lichi cae en dudas ante los reclamos de los camioneros que incluso acusaron al titular de Petropar de ser un mentiroso y responsabilizarlo de una mala gestión, motivo por el cual no se está dando la baja de combustibles en la estatal. En este sentido, el representante de los camioneros de Tobatí, Darío Toñánez, sostuvo que la disminución de precios puede ser aplicada con algunas modificaciones en la estructura de costos, con lo que la petrolera estatal estará en condiciones de dar cumplimiento al pedido.

“Lichi está mintiendo, sus operadores están pidiendo su cabeza y él sigue dando vueltas al tema, yo creo que le está informando mal al presidente de la República de los movimientos en Petropar”, afirmó el vocero de los camioneros, asegurando que continuarán con las movilizaciones.

Promesas incumplidas

El anuncio de Lichi parece poco creíble, ya que desde el sector de los camioneros también reclaman otras promesas que fueron incumplidas por parte de la petrolera estatal como el desembolso de US$ 28 millones para la construcción de viviendas sociales, lo que hubiese permitido dinamizar la economía en Central, puesto que este tipo de proyectos son los que generan fuentes de trabajo.

En este sentido, Toñánez también mencionó que desde el Ministerio de Hacienda habían prometido este desembolso, que de acuerdo al compromiso, se debió aplicar a partir del 15 de julio; sin embargo, esto nunca ocurrió. En julio pasado, el Gobierno acordó con los transportistas, que realizaban un paro, una tarjeta de descuento de G. 400 para estaciones propias y de G. 200 en surtidores tercerizados, más la reducción vigente de G. 500. Los camioneros piden actualmente G. 1.500 de descuento.

Leé también: Mediciones confirman victoria de Peña y Cartes, asegura Galeano Perrone

Dejanos tu comentario