En el puesto comando del movimiento Honor Colorado se llevó a cabo una multitudinaria reunión de la cual participaron las damas coloradas, representantes de agrupaciones docentes y afiliadas al partido colorado en general, quienes acompañaron a los precandidatos a presidente y vicepresidente por el movimiento de Honor Colorado, el economista Santiago Peña y el diputado Pedro Alliana, para oficializar la candidatura como senador de Enrique Riera.

Santiago Peña abrió su discurso remarcando que la candidatura al senado de Riera por el movimiento Honor Colorado es un lujo para la oferta electoral. Agradeció a las candidatas mujeres que se encontraban apoyando la oficialización de la candidatura, y destacó la importancia de cada una de ellas dentro del partido, ya que son claves a la hora de hacer llegar un mensaje de unidad y apoyo.

“Con Enrique Riera pudimos llegar a un acuerdo cumpliendo una ley que tenía 15 años que no se cumplía en el Paraguay, después de 15 años tuvimos la capacidad de decir: señores, el salario mínimo docente es un acto de justicia, no lo podemos medir simplemente en plata, era una reivindicación de una vida para muchos”, recordó Peña en parte de su discurso. A la vez, valoró el trabajo que pudo realizar él cómo ministro de Hacienda, acompañado por la experiencia de Riera, que se desempeñaba en el cargo de Ministro de Educación.

Lea además: Para Euclides, las actitudes discriminatorias de Efraín no unifican

Peña señaló que la capacidad de Riera es claramente lo que necesita el país, haciendo un fuerte hincapié en la idoneidad y por sobre todo, la carrera política del mismo, recordando el momento en que ambos podrían ser candidatos a la presidencia y donde finalmente fue elegido Peña. “Enrique fue hasta mi oficina y me dijo: si vos sos el candidato yo voy a trabajar a muerte por tu candidatura y no solo lo dijo, sino que lo hizo, me acompañó cada fin de semana durante mi campaña” aseveró.

El precandidato a la presidencia llenó su discurso de anécdotas positivas y cerró el mismo haciendo público su compromiso con la candidatura a senador de Enrique Riera, y de acompañarlo incondicionalmente una vez gane el cargo. El acto también contó con las palabras del precandidato a vicepresidente Pedro Alliana, quien remarcó que la lucha de ambos presidenciables no está fija en una persona, sino en destruir un modelo de política que está acabando con el país.

Tanto Peña como Alliana cerraron el encuentro festejando con un gran abrazo republicano entre los presentes y destacando el apoyo incondicional que reciben de mujeres y hombre que tienen fe en sus proyectos y por sobre todo que depositan sus esperanzas en poder llegar a tener un país mejor.

Siga informado con: Martin Arévalo sobre Giuzzio: “Él estuvo como fiscal y también muchas veces fue bastante ligero”


Dejanos tu comentario