La coyuntura política generada por las persecuciones y ataques del oficialismo con apoyo del sector de la izquierda hacia dirigentes del movimiento disidente Honor Colorado ha motivado la reacción de un antiguo dirigente colorado, que califica de inadmisible esta situación y recomienda al mandatario Mario Abdo Benítez a deponer esa actitud.

“Es inadmisible que un gobierno colorado utilice a un ministro opositor para perseguir a un líder de su propio partido. La lucha electoral debería basarse en ideas, propuestas y programas, no en persecuciones personales”, opinó el exconvencional de la Seccional No. 4 de Capital, Mario Arzamendia Rojas, en declaraciones a La Nación.

Así se expresó el dirigente en alusión a la serie de acusaciones vertidas por el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, contra el líder y candidato a la presidencia de la Asociación Nacional Republicana (ANR) por el movimiento Honor Colorado, el expresidente Horacio Cartes, así como a las denuncias de persecuciones de dirigentes y funcionarios afines a la disidencia.

Lea además: Senador pedrojuanino pide sanear los cuadros policiales

Evitar agresiones

Arzamendia, quien como convencional había mocionado el cambio en el estatuto partidario en el 2011 para reducir de 10 a 1 año la antigüedad de los afiliados para pugnar por cargos electivos, exhortó además a Abdo Benítez a evitar las agresiones en el marco de las internas partidarias para el 18 de diciembre próximo, con vistas a las elecciones generales del 2023.

“Dejemos que hable el pueblo colorado sin amenazas ni persecuciones personales. El sistema permite que todos los movimientos participen en forma proporcional a su voto, así es la democracia. Esa es la recomendación que le doy al presidente de la República”, indicó.

Auguró también que, como ya es tradicional en el Partido Colorado, los grandes líderes tarde o temprano se sienten a dialogar y “surja de nuevo el abrazo republicano, eso es lo que el pueblo colorado espera”.

“La unidad después de las internas debe estar por sobre toda rencilla electoral, por eso los líderes deben cuidar su accionar y no caer en un vale todo que puede fracturar internamente las bases, lo cual finalmente puede llevar al partido a la llanura y todos sabemos lo difícil que eso sería”, advirtió.

No a las alianzas

Por otra parte, Arzamendia lamentó la intención inicial del segundo del Ejecutivo, Hugo Velázquez, precandidato presidencial del oficialismo, de abrir la ANR a posibles alianzas con la oposición con miras al 2023, ante la falta de apoyo a su proyecto electoral.

“El oficialismo se empecina en una candidatura que no prende y señal de que no prende es que él (Velázquez) no está encontrando su candidato a vicepresidente (…) No puede venir una persona que no tenga compromiso con el partido, qué sentido de pertenencia tendría”, sentenció.

Le puede interesar: El diputado Rubén Balbuena y Ariel Ferreira se suman al proyecto de Honor Colorado

Dejanos tu comentario