El agente fiscal Silvio Corbeta, de la Unidad Especializada de Anticorrupción, se constituyó en la fecha hasta la sede de la Municipalidad de Ñemby, con el fin de solicitar informes y documentos sobre la gestión del exintendente liberal Lucas Lanzoni, en el marco de una investigación por supuestas irregularidades.

Durante el allanamiento estuvo presente el actual jefe comunal Tomás Olmedo, del Partido Colorado, quien en los pasados comicios municipales logró tumbar al “clan Lanzoni” tras permanecer por 20 años en el poder.

El exintendente actualmente se desempeña como concejal de la ciudad y es hijo del senador y exgobernador de Central Blas Lanzoni. El joven político fue denunciado por los integrantes de la Contraloría Ciudadana de Ñemby por lesión de confianza, asociación criminal, enriquecimiento ilícito, entre otros.

Lea también: Critican incoherencia de Velázquez al defender a los traidores de la ANR

El documento respecto a la denuncia cuenta con 259 hojas y se había presentado el pasado año ante la oficina de Denuncias Penales, sede 1 del Ministerio Público, Fiscalía General del Estado, a cargo de Laura Noemí Galeano. De esta forma se hace eco de las varias denuncias de mala utilización de los recursos, así como transferencias a comisiones.

Entre los casos por los que se lo acusa estarían los desvíos de fondos a través de supuestas transferencias a comisiones vecinales para la construcción de obras viales, pero estas no se realizaron con dinero público, sino gracias a las actividades comunales. Se habla de unos G. 4.500 millones, de los cuales G. 3.100 millones fueron para 75 comisiones vecinales y G. 1.400 millones se destinaron a una comisión de eventos especiales.

Te puede interesar: Seprelad se equivoca al recibir denuncia de Giuzzio contra Cartes, según Álvaro Arias

Dejanos tu comentario