El empresario Norman Harrison dio a conocer su intención de ser candidato presidencial para el 2023 y descartó ser dupla de una eventual chapa con Hugo Velázquez, vicepresidente de la República, al frente. El lanzamiento de una posible candidatura se confirmará después de las municipales, según aseguró.

“Una carrera de vicepresidente no está en mi planes para nada, no sería vicepresidente de Hugo Velázquez, jamás”, anunció en una entrevista en el programa Todos somos iguales.

Además aclaró que no estará fichando por el movimiento Equipo Joven del senador y líder liberal Blas Llano. “Yo soy amigo de Blas, no voy a concursar por la lista de Blas Llano, en el hipotético caso de que sea mi decisión (ser aspirante a la presidencia) no voy a ir por la lista 7”, aclaró en otro momento el empresario que lideró el proceso de distribución masiva de las vacunas Pfizer en Paraguay.

Leé más: Calé responde y niega acusaciones de Cachito Salomón

La política partidaria forma parte de su vida desde hace años, explicó, por eso no deja de lado una eventual participación electoral, pero que actualmente “estamos todos los partidos trabajando en las municipales, realmente voy a tomar una decisión después de las municipales”, sostuvo.

El empresario consideró que postularse es una forma de colaborar con el país. “Quiero colaborar, quiero hacer bien las cosas, creo que puedo contribuir, hoy estoy abocado recorriendo el país, viendo los vacunatorios, acercándome a la dirigencia”, expresó.

“Hay que ganar las internas”

Aunque mencionó que no está involucrado en las internas partidarias, calificó a los líderes Efraín Alegre y Blas Llano como sus amigos, en el caso de encaminarse a las presidenciales es consciente de que tendrá que enfrentarse a quienes sean sus adversarios políticos. “En el caso que decida lanzarme, hay que ganar las internas para legitimar la candidatura por el PLRA, y hasta ahora (Alegre) es la única persona que expresó su intención. Pueden surgir otros candidatos, en caso de que me decida hay que ganar las internas del partido”, reiteró.

También se refirió al proyecto de Efraín Alegre que se inició en el 2012, que según su óptica, perdió la visión de apertura para unir al partido. “No tiene diálogo con dirigencia, ni senadores, ni diputados, no hay construcción verdadera sin una unión para un proyecto político”, sentenció Harrison.

Finalmente, el empresario dijo que para construir un proyecto país y para ello “hay que hablar con todos los sectores”. “¿Cómo vas a construir paz social sin hablar con el Partido Colorado, si no incluimos a la iglesia? Siempre se habla de enemigos, pero yo los considero adversarios con una visión distinta”, concluyó.

Te puede interesar: Salomón y Samaniego en la mira por intento de blanqueo al titular de la Conajzar

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar