El senador colorado Juan Carlos “Calé” Galaverna defendió al contralor general de la República, Camilo Benítez, quien busca su reelección al cargo, ante los ataques de su colega del Frente Guasu (FG) Fulgencio “Kencho” Rodríguez, autor confeso de la deuda ilegal de la entidad binacional Itaipú.

“La nobleza me obliga a no quedarme callado ante tanto maltrato a una persona a la que conozco, a una persona que se destaca por su capacidad, por su empeño en el trabajo y por su actitud ciudadana valiente. No tengo condiciones técnicas para entrar a discutir la certeza o no del informe de la Contraloría con relación al tema de Itaipú, más todavía hasta tengo temor porque parece que solo algunos están calificados para opinar sobre el tema, según el colega Rodríguez”, manifestó Galaverna.

“Por lejos el mejor contralor de la historia”

Nuevamente Rodríguez aprovechó la sesión ordinaria de la Cámara Alta para emitir fuertes cuestionamientos contra Benítez tras haber difundido un informe el pasado mes respecto a una deuda espuria de US$ 4.194 millones que contrajo la binacional entre los años 1985 y 1997 de una manera presuntamente ilícita, pero que terminó por beneficiar a Brasil.

“Mi intención es decir a los colegas y a la ciudadanía que tenemos actualmente al mejor contralor de la historia de esa institución en nuestro país por lejos, el mejor contralor, el más serio, dedicado, honesto y el de mayor rendimiento. Varios de los colegas conocen a la persona a la que me refiero. Yo solo expreso el criterio que seguro comparten varios colegas; Camilo Benítez es un excelente funcionario del Estado paraguayo, para él, el solidario abrazo ante tal despiadado ataque del senador Rodríguez”, dijo el legislador colorado.

Lea también: “Cachito” Salomón intenta deslindarse de la manipulación política del Frente Guasu

Antecedentes

“Kencho” Rodríguez había calificado la deuda de US$ 4.194 millones para Paraguay con la entrega a un bajo costo de la energía eléctrica a Brasil, como una suma “miserable”.

El mismo tiene como antecedente en sus hombros la aprobación de la considerada “deuda espuria” o “traición a la patria”, debido a que en su condición de titular de la Dirección Nacional de Electricidad (Ande) integraba el Consejo de Administración de Itaipú, que el 31 de marzo de 1997 dio luz verde al cuestionado acuerdo, deuda ilegal criticada incluso en su momento por el equipo negociador que conformó la administración de Lugo en el año 2008, al gobierno de Brasil.

Depende del cristal con que se mire

El parlamentario había afirmado que no se arrepentía de aprobar la deuda espuria, argumentando en ese entonces que se tuvieron que hacer algunas concesiones a Brasil y que dependía del “cristal con que se mire”.

“En aquel entonces (1997), la Itaipú Binacional no remitía ningún dólar al Tesoro Nacional. La primera carta que echan en una mesa los brasileños es una deuda proyectada al 2023 de US$ 60.000 millones, y tuvimos que hacer el arreglo de esa deuda. Se tuvo que hacer algunas concesiones”, sostuvo en su momento.

Rodríguez había argumentado también que (gracias a la aprobación de la deuda espuria de US$ 4.194 millones) con el panorama financiero, técnico y económico de la Itaipú, en el año 2023 se pagará toda la deuda del ente hidroeléctrico.

“En aquel entonces, si no hacíamos nada, íbamos a llegar al 2023 con US$ 60.000 millones de la deuda de Itaipú con el Tesoro brasileño. Yo no me arrepiento absolutamente, está todo documentado, todos los préstamos que hicieron y está todo firmemente documentado. Por lo tanto, la gente que quiera ver o mirar este documento puede hacerlo en la Itaipú Binacional”, dijo.

Te puede interesar: Senado aprobó proyecto que rechaza violencia en Afganistán

Dejanos tu comentario

23H

Alistan los preparativos para la festividad de Caacupé, ¿qué debe tener en cuenta los organizadores?

Click para votar