La tensa cumbre del Mercosur, que cumple además 30 años, se vio marcada por las posiciones contrarias y a favor de sus miembros, de negociar individualmente y por fuera del bloque económico con otras naciones.

El canciller paraguayo Euclides Acevedo se manifestó al respecto y dijo que, aparte de la decisión uruguaya de negociar unilateralmente y no en bloque, no hubo otras novedades.

Aseveró que la voluntad de Uruguay de firmar acuerdos comerciales con otros países, de ninguna manera implica su salida o renuncia al bloque mercosuriano.

Dijo que los demás miembros apostaron siempre por el consenso, por la negociación en bloque, de tal suerte a poder insertarse en el mundo internacional de una manera mucho más efectiva.

Nota relacionada: Mario Abdo: “Somos 4 miembros. No queremos un Mercosur de 3 o 2 países”

Modificación del tratado para Uruguay

Consultado acerca de si se plantea o no una modificación de los tratados para que Uruguay pueda seguir adelante con sus intenciones, Acevedo dijo que ayer había planteado la modernización del Mercosur, que implicaría la reedición del Tratado de Ouro Preto de manera a facilitar una mayor comodidad en la gestión comercial.

“Lo que está visto es que cualquiera que proponga una reunión bilateral o un comercio bilateral va a exigir el acompañamiento de todo, porque en bloque somos más, somos más eficaces y mucho más eficientes”, expresó con respecto a la postura de Paraguay sobre el beneficio de firmar acuerdos comerciales para conseguir mayor beneficio.

China Continental

Consultado si Paraguay se mantiene en su postura de no negociar con China Continental, a diferencia de los países del bloque, el canciller dijo que el país se mantiene en su postura de mantener relaciones continuas, prósperas y ampliadas con la República de China (Taiwán).

Respecto a la modernización del Mercosur sostiene que no pasa por el criterio jurídico, en primer lugar son conveniencias comerciales para la región.

“Va a haber un nuevo orden económico, va a haber un nuevo orden político. Finalmente las crisis sanitarias se convierten en crisis políticas y las crisis políticas se solucionan por la vía del diálogo. Y el diálogo termina siempre anudando en un criterio jurídico que permita que las reglas de juego sean claras, transparentes y permanentes”, expresó Acevedo sobre su lectura de la realidad actual.

Te puede interesar: “Pifiada” de Salomón hace parte de un libreto, sostiene Santiago Peña

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar