El dinero no alcanza para cumplir las leyes promulgadas para asistir a las personas afectadas por el COVID-19, sostuvo el ministro de Hacienda, Óscar Llamosas, razón por la cual la administración de Mario Abdo Benítez recurrirá de forma urgente al Congreso Nacional en el transcurso de la semana a fin de conseguir mayores recursos, ampliar el tope de financiación o incluso solo “enfocarse” en las personas más necesitadas.

Llamosas explicó que la ley de gasto cero y la ley que cubre las internaciones en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) cuentan con el mismo fondo; es decir, un total de 30 millones de dólares, que se están “agotando”.

“La ley destina para ambos los mismos fondos. Me estuve fijando en los reportes del Ministerio de Salud y solo para cumplir con esa norma ya se están gastando más de 20 millones de dólares, ese fondo ya se está agotando y esa es una realidad que se tiene que nutrir de los fondos socioambientales de las binacionales, de recursos de la Ley de Emergencia y del redireccionamiento de los préstamos”, indicó.

“Es insostenible”

Al respecto, el funcionario sostuvo que un fondo de 20 o 30 millones de dólares establecido para el cumplimiento de ambas leyes es “insostenible”, razón por la cual recurrirán al Legislativo para buscar una solución al conflicto.

“La propia ley establece un tope de 30 millones de dólares y estamos cerca de ese tope. Deberíamos sentarnos y repensar con el Congreso porque realmente hablar de gastos de 20 a 30 millones mensuales para cubrir este tipo de situaciones es insostenible, tenemos que tratar de focalizar en todo caso la ayuda que puede dar el Estado y enfocarnos en la gente que más necesita o no está en condiciones de poder pagar”, sentenció.

Lea también: La bienvenida a Villamayor: ¡Fuera rata, ladrón de mierda!, así lo escracharon en su vuelo

“No hay plata disponible”

Llamosas mencionó que ya no hay dinero disponible y la cartera económica se encuentra realizando todo lo posible para conseguir recursos. La ley de COVID gasto cero fue promulgada el pasado 20 de mayo, mientras que la ley de UTI fue promulgada el 8 de abril del presente año.

“Si se acaba esta plata, ya no habrá para cubrir, tendríamos que ir al Congreso y ampliar el fondo o el alcance de las leyes. Esto tiene un tope, el presupuesto es el mismo. Se está agotando y entiendo que en la semana vamos a estar yendo al Congreso para financiar esto, se necesita de otra fuente de financiamiento, la clave como todo es el financiamiento. Estamos recurriendo a recursos de préstamos, redireccionando los préstamos”, sostuvo en una entrevista en el programa “La lupa”.

Te puede interesar: Por ley buscan disminuir carga horaria de médicos de los sectores público y privado

Dejanos tu comentario

23H

¿En qué condiciones cree que se encuentra la economía del país actualmente?

Click para votar