El Poder Ejecutivo promulgó las modificaciones a la Ley de compra de vacunas, en la que se incluye la confidencialidad de los contratos, mediante el cual no se podrán dar a conocer los acuerdos rubricados para la adquisición de los biológicos en el marco de la lucha contra la pandemia.

Las modificaciones fueron realizadas en varios artículos de la normativa, buscando agilizar la compra de los biológicos y declara como bien público la adquisición, investigación, su provisión y distribución en el marco de la lucha contra la pandemia del COVID-19.

Nota relacionada: Sancionan cláusulas confidenciales para adquirir vacunas contra el COVID-19

De acuerdo a la normativa, el Poder Ejecutivo podrá ocultar los datos públicos, además del embargo de las reversas internacionales. El objetivo es acceder de forma rápida a las vacunas contra el virus y proteger a la población mediante la inmunización.

En su momento varios legisladores estuvieron en contra de la confidencialidad ante el temor de que genere negociados en la compra de las vacunas, pero al parecer fue una exigencia de las farmacéuticas internacionales, pese a que son datos públicos.

Te puede interesar: “Es un error político del presidente de la República no transparentar gastos sociales”, dice senador

Con la aprobación y promulgación de las modificaciones, todo lo relacionado a la compra de vacunas será exceptuado de las exigencias de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) y las informaciones prácticamente serán de “carácter reservadas”.

Algunas instituciones del Estado, como el Ministerio de Relaciones Exteriores y la Contraloría General de la República, pueden acceder a las informaciones, pero deberán mantenerlas de forma confidencial. Los datos proveídos al Congreso también deberán permanecer dentro de la confidencialidad.

Podés leer: Abdo agradece al gobierno de Biden donación de medicamentos para pacientes en UTI

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar