El senador Amado Florentín, presidente de la Comisión Bicameral de Gastos, manifestó que el ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, no puede atribuir la falta de medicamentos contra el COVID-19 en hospitales públicos a una cuestión de stock agotado en sus países de origen, siendo que sí hay en farmacias locales y de la región. Señaló que la cartera sanitaria ejecutó muy poco del dinero disponible y que fracasó en la gestión de compra de insumos para la pandemia.

El senador Amado Florentín, en su carácter de titular de la Comisión Bicameral para el Control de Gastos Públicos del Congreso Nacional, afirmó este viernes que existe solo un 36% de ejecución por parte del Ministerio de Salud del Presupuesto de US$ 426 millones que se le había otorgado desde el Congreso para la compra de medicamentos. En ese contexto, declaró que el ente “sencillamente fracasó” en su gestión de compra.

Te puede interesar: COVID-19: Paraguay recibiría un millón de dosis de la vacuna Sputnik V

Ejecución muy baja

“Salud tenía al inicio de la pandemia unos US$ 515 millones de fondo asignado del préstamo de US$ 1.600 millones y con la reasignación quedó en US$ 426 millones. Al 31 de diciembre (de 2020), Salud Pública tuvo solo un 36% de ejecución. Esto explica la falta de medicamentos. El ministro en su declaración dijo que no era por falta de plata, sino que no existe el medicamento en stock para la compra”, expresó Florentín.

El legislador agregó que esta versión proveída por Julio Mazzoleni es desmentida por la realidad misma. “El paciente consigue los medicamentos en farmacias o directamente familiares de pacientes con COVID-19 pasan al lado argentino, en Clorinda, donde incluso es más barato. Entonces, no puede aducir inexistencia de medicamentos. Es un tema de gestión, en lo que siempre insistimos. Es un fracaso absoluto la gestión de compra de medicamentos e insumos referidos a la pandemia del COVID-19”, arremetió.

Podés leer: Asunción registra disminución de hasta 20% de contagios de COVID

Esperan informe de enero

Por otra parte, el legislador comentó que el equipo técnico de la Comisión Bicameral de Gastos trabaja normalmente y anunció el reinicio de las reuniones para el mes de marzo. “El último informe que tenemos es del 31 de diciembre, ahora estamos esperando el de enero”, concluyó.

El ministro de Salud Pública, Julio Mazzoleni, reconoció la falta de medicamentos en hospitales públicos para pacientes con COVID-19 y argumentó que esto se debe al stock agotado en las empresas proveedoras internacionales o, directamente, la falta de materia prima en las farmacéuticas fabricantes. Refirió además que las farmacias locales tienen los medicamentos porque su demanda no es tan grande como se registra en el sector público. Lamentó además que familiares tengan que estar gastando mucho dinero para el tratamiento de los pacientes.

Dejanos tu comentario

7H

¿Qué medida se debe tomar ante la alarmante cantidad de personal de Salud fallecido por COVID-19?

Click para votar