Al grito de “eguejy nde mondaha” (bajate ladrón, en guaraní) intimaron y secuestraron al señor Óscar Denis, fue lo que Alejandro Mendoza, padre del también secuestrado Adelio Mendoza, contó que su hijo le dijo sobre cómo sucedieron las cosas, aquel miércoles 9 de setiembre pasado. Varios fueron los datos que el padre relató a los medios de prensa que llegaron hasta a la comunidad Itá Guasú del pueblo Paî Tavyterâ, en el Parque Nacional Cerro Corá (departamento de Amambay), de donde es oriundo el joven que fue liberado por la tarde del lunes último.

Su padre dijo que, en un principio, Adelio no contaba muchas cosas, pero que ahora habla mucho más. Contó que le dijo que se dio cuenta de que no salieron del bosque y que supuestamente les engañaron al decirles que caminaron más de un día, sino que habrían estado dando vueltas. Sería una caminata de una madrugada y un mediodía, dijo el padre.

Leé también: EPP: “Ellos no razonan, pueden ponerle una bomba en la boca a un pariente”

La camioneta de Óscar Denis fue hallada abandonada en las inmediaciones de la estancia La Tranquerita. Foto: Gentileza.

Seis captores, habría dos menores indígenas

De acuerdo con lo que el padre de Adelio contó a los periodistas, su hijo le habría confirmado que serían 6 las personas que los secuestraron, el miércoles 9 pasado. Dijo además que entre los captores estarían 2 indígenas menores de edad, entre 13-14 años, presumiblemente armados, de acuerdo con lo que relató.

Adelio contó a su padre que Óscar Denis se encontraba manejando la camioneta, y él estaba en la carrocería. En un momento del trayecto les salieron frente al vehículo y, al grito de “eguejy nde mondaha”, sacaron de la cabina del conductor a Óscar Denis. Dijo que no se escucharon voces de mujeres entre los captores.

Vendados, pero no atados

Su padre comentó que en el momento del atropello por parte de los captores fueron vendados, pero dijo que no estuvieron atados, sino que estaban en movimiento. Dijo que pudo darse cuenta de la cantidad de personas y que también había menores indígenas. Al ser liberado, le sacaron las vendas y le dijeron que camine en una dirección.

Dijo también que en momentos les indicaron que se sentaran y que no se movieran de lugar. Indicó que ambos secuestrados no fueron lastimados, ni fueron agredidos físicamente. Dice que hablaron en un momento, y que Adelio le preguntó a Óscar si se encontraba bien, al lo que le respondió que sí. Dijo que Adelio le contó que en otro momento le pidió agua y éste le pasó, pero no lo veía porque estaba vendado.

También te puede interesar: Velázquez habla de una operación final con el aniquilamiento del EPP

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar