El primer problema de Mario Abdo Benítez fue que no necesitó armar mayoría parlamentaria por la improvisación en la que está sumida su gestión. Al carecer de un plan político, no se vio en la obligación de aglutinar sus fuerzas en el Congreso Nacional, sostuvo el analista Marcelo Lacci, quien considera que para lograr la estabilidad debe apuntar a un cogobierno.

“Nunca se ocupó de construir alianza, porque no había interés”, expresó ante una posibilidad de formar acuerdos parlamentarios para lograr gobernabilidad. Aunque mencionó que Abdo Benítez está a tiempo de reencauzar su visión, dijo que la situación se dificulta porque en la estructura de su partido existe demasiada diversidad, hecho que pone en riesgo la estabilidad.

Lea más: #Marito2años: Abdo tuvo sobriedad en Diputados con una unidad colorada

Para Marcelo Lacci, lo que daría estabilidad a Mario Abdo Benítez sería la formación de un cogobierno con Honor Colorado. Foto: Archivo.

Ante una reforma de Estado, que se vislumbra, dijo que “no tiene la fuerza política para hacerla” y para ello necesita de un cogobierno entre los dos movimientos internos del Partido Colorado. Así, podrá dar el mensaje de un gobierno unitario, al designar ministros que respondan al movimiento Honor Colorado.

Ahora, su visión de “ampliar el plan de endeudamiento se encuentra con más dificultad, porque no están convencidos por el manejo”, añadió. Igualmente, podría lograr una mayoría coyuntural, pero reitera que como nunca tuvo “una idea de lo que quería hacer, para planificar leyes, no construyó alianzas”.

Se le siente al Senado con mucha autonomía”, sostiene analista

La improvisación fue un factor que se enmarcó en la gestión de Mario Abdo Benítez. Dicha posición no fue la excepción en el Congreso Nacional, sostuvo el analista Horacio Galeano Perrone. Esto, atendiendo que nunca pudo controlar las acciones parlamentarias que se llevaron a cabo.

“El Congreso no fue un palo en la rueda, siempre fueron generosos, no le pusieron obstáculos, primero porque hay mayoría colorada en Diputados, pero no controló ciertos proyectos. Especialmente, porque se le siente al Senado con mucha autonomía, no recibe instrucción de nadie, hace lo que le parece”, expresó en contacto con La Nación.

El Senado marcó una línea política al Gobierno Nacional, expresó Galeano Perrone. Foto: Archivo

Además, resaltó que la improvisación no permitió que se construya un relacionamiento con el Congreso, porque no existe un liderazgo, fueron compañeros y cada uno improvisa, asegura. “Se dice que no se relacionaron bien, en el movimiento Colorado Añetete se juntaron con base en una figura, que era Horacio Cartes, y contra Honor Colorado, ahora paga el precio de eso, en el sentido de que no existe un liderazgo”, añadió.

Igualmente, Galeano Perrone considera que “el Senado marcó una línea política al Gobierno Nacional, teniendo en cuenta que la mitad de los colorados son cartistas y la otra de Añetete, que no responde a esa línea. Entonces, siempre se sale en una improvisación”, añadió. Por eso considera que “no hay coherencia en las decisiones de Mario Abdo Benítez”.

Finalmente, el escenario político se vio relegado ante la corrupción que se dio con las licitaciones públicas en Salud. “Le bajó la moral a la gente, cuando se tiene confianza en el Gobierno se tiene confianza en todo, pero se generó malestar por los casos de corrupción que no fueron aclarados, es la piedra en el zapato de Mario Abdo Benítez”.

Lea más: #Marito2años: gestión Abdo y Petta, un aplazo rotundo para OTEP-SN

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar