Víctor Cano Piris

Periodista

El embajador de la República de China (Taiwán), Diego Chou, conversó con La Nación para explicar a la ciudadanía paraguaya, acerca de la situación político-sanitaria en Asia. El representante de Taipéi en Asunción, fue contundente al expresar que: “Se está politizando la salud de 24 millones de personas”, de manera a dar a entender la compleja situación que se vive, no sólo por la pandemia, sino por los bloqueos de informaciones con respecto al COVID-19 en la región.

- ¿Cómo se entiende el diferendo entre China Popular, la OMS y la República de China (Taiwán), en este momento?

El problema está en que China Popular por una falencia suya siempre afirma que nuestro país, la República China, es una provincia suya. Por lo tanto, ellos consideran que nosotros no tenemos el derecho de ser admitidos en ningún organismo internacional. Pero eso es una falacia, todo el mundo lo sabe. Antes de 1971 éramos miembro de las Naciones Unidas (ONU) y también de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Después de ese año perdimos nuestro asiento en la ONU, ahí comienzan nuestros problemas en temas internacionales. Sobre la OMS, desde esa agencia especializada dentro la ONU, apoyan la afirmación de China Popular, considerando que no podemos formar parte de este organismo internacional. Sin embargo, eso tampoco es una realidad, durante 8 años, desde el 2008 al 2016, nuestro país fue invitado a la Asamblea Mundial de la Salud como observador, entonces hay precedentes. Pero dejamos claro que no estamos solicitando la membresía plena en la OMS, lo que queremos es una participación sustantiva, a través de nuestros técnicos y médicos para que puedan participar en el intercambio de informaciones sobre el virus.

Lea también: Legisladores apoyan a Taiwán y rechazan acusaciones desde la OMS

- ¿Cuál es la consideración acerca de las declaraciones de Director General de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus?

El director general de la OMS, vertió acusaciones infundadas sobre nuestro Gobierno; dijo que es instigador, ante esa calumnia reiteramos que eso es totalmente falso. Somos un país libre, democrático y trasparente, no tenemos la necesidad de instigar a nuestra población a hacer esas calumnias a un alto responsable de un organismo internacional. Lo que hizo el director de la OMS, de acuerdo con la prensa, fue intentar desviar la atención del público en general y deslindar responsabilidad sobre las acusaciones contra la OMS, de no responder adecuadamente contra el COVID-19. Lamentamos esa actitud. La OMS ha dicho que han dejado participar a nuestros técnicos y médicos taiwaneses, queremos aclarar que esto no es cierto. Nuestros profesionales técnicos y médicos no han sido admitidos para participar en las reuniones técnicas referentes al COVID-19 organizadas por la OMS. Nosotros también tenemos necesidad, tenemos 24 millones de habitantes, ellos tienen derecho a ser cuidados y además tenemos la capacidad tecnológica y médica de cooperar. Entonces, privar a Taiwán de la posibilidad de ser parte de la OMS es una pérdida. Están politizando la salud de 24 millones de personas, 3 veces más población que la de Paraguay. Es lamentable.

- ¿Qué piensa usted de lo que algunos llaman “mask diplomacy” (diplomacia de mascarilla), de parte de Taiwán, de manera a propiciar una independencia política de China Popular?

En realidad esa “mask diplomacy” o diplomacia de mascarillas, suena de manera peyorativa, suena negativa. Pero en realidad lo que hacemos es una muestra de solidaridad internacional, porque en el mundo de hoy existe una interdependencia entre países. Es lógico que un país que está en condiciones, pueda brindar apoyo a países más necesitados. Somos el 2do país en el mundo con mayor producción de mascarillas, tenemos esa capacidad productiva. Ahora todos los países tienen la necesidad de este producto. Taiwán quiere mostrar su solidaridad con los países aliados y amigos. Con Paraguay nos hemos comprometido a entregar 1.000.000 de mascarillas al Gobierno Nacional. Nuestra intención es apoyar al personal de blanco, porque estamos conscientes de que ellos son combatientes de la salud pública. Esta es una muestra de solidaridad internacional. Yo diría que no se debe difamar una muestra de solidaridad internacional como estas en tiempos de pandemia. Hace 40 años, cuando éramos muy pobres, nosotros también recibimos cooperación internacional, de esa manera pudimos desarrollar nuestra economía. Ahora queremos ayudar a los más necesitados.

- ¿De qué manera se están diferenciando los sistemas políticos de China Popular y de Taiwán, en la actualidad?

Nuestro nombre oficial es República de China, nosotros nos ubicamos en Taiwán, por tanto nos llamamos República de China en Taiwán, o simplemente Taiwán. Nuestro Gobierno es electo democráticamente por el sufragio universal; tenemos territorio, aunque no tan extenso, pero fijo. Tenemos una población aproximada de 24 millones de habitantes. Reunimos todos los requisitos para ser un país independiente y soberano. Fundamos la República en 1912, 38 años antes de la fundación de la República Popular de China. En una sociedad cerrada, en un país dictatorial y totalitario como es el caso de China Comunista donde no hay libertad de prensa, el pueblo no tiene la posibilidad de informarse. Todas las informaciones son controladas por el Gobierno comunista. Esta es la razón principal por la cual se produjo esta pandemia tan lamentable. El régimen comunista chino ocultó la existencia del virus y retrasó mucho informar a la OMS. Esto se debe a que no hay libertad de prensa en China Comunista. En una sociedad sana, no debe existir una sola voz, lo dijo el doctor chino Li Wenliang, quien fue el primero en revelar acerca del brote de coronavirus. Fue castigado inmediatamente por el Partido Comunista y lamentablemente perdió su vida a causa del COVID-19.

Lea también: Taiwán dona insumos a salud pública para lucha contra el COVID-19

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar