El director de la Unidad de Procesos Electorales de la Justicia Electoral, Carlos María Ljubetic, espera que la ley de financiamiento político, sancionada en el Congreso, no sea letra muerta y destacó que el control de recursos usados en campaña es difícil de llevar adelante.

“Ya debe ser aplicada en estas internas, todos esperamos que no sea una letra muerta porque la cuestión del control del dinero que se aporta en las campañas es bastante difícil de aplicar, no es fácil tener ese control”, dijo Ljubetic en comunicación con Universo 970 AM.

Sostuvo que se requiere de un trabajo conjunto entre la SET, Contraloría, Seprelad y la Justicia Electoral para tener un control cruzado de los datos. A su criterio, si no se hacen bien las labores, el dinero sucio seguirá siendo usado en las campañas.

Indicó que se espera que la normativa funcione y los mecanismos sean aplicables porque en la mayoría de los países este tipo de control es “meramente formal”. Señaló que normalmente suele ser “documental pero no real”.

“Es muy difícil controlar el dinero de la campaña. Los aportes mínimos a veces se esconden a través de varios aportantes, que supuestamente dieron dinero para la campaña”, agregó.

La Cámara de Diputados aprobó este lunes el proyecto de financiamiento político con la versión del Senado. El documento pasa al Poder Ejecutivo para su promulgación o veto.

El proyecto establece que cada candidato debe rendir cuentas del dinero que recibe en su campaña electoral y solo los partidos y movimientos deben estar inscriptos en el Registro Único de Contribuyentes (RUC), entre otros puntos.