El ministro de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad), Carlos Arregui, manifestó este jueves que no solicitó la exclusión de la institución a su cargo del proyecto de financiamiento político. Destacó que solo se realizaron ajustes de acuerdo a la competencia del ente.

“La Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero en ningún momento solicitó ser excluida del proyecto, eso se mal interpretó. Lo que hicimos fueron ajustes en cuanto a la competencia, dada la naturaleza de la institución, que es un organismo de inteligencia, estratégico y financiero”, dijo Arregui a los medios de prensa.

Sostuvo que los ajustes realizados tienen que ver con el momento de la intervención de la Seprelad y aclaró que las modificaciones no afectan al objetivo del proyecto de ley. Aclaró que el ente a su cargo seguirá interviniendo como un organismo de inteligencia y financiero, atendiendo los reportes de operaciones sospechosas que podrían haber.

Indicó que el “supervisor natural” es el Tribunal Superior de Justicia Electoral y es el que debe enviar el reporte a la Seprelad en caso de haber operaciones sospechosas. Resaltó que el ente a su cargo debe hacer controles permanentes.

La diputada Rocío Vallejo explicó que ya es un hecho que el proyecto de financiamiento político no será tratado en la sesión extraordinaria del próximo 4 de febrero de la Cámara Baja ante la postura de la bancada de Honor Colorado de pedir la postergación y la imposibilidad de intervención de algunos entes, como la Contraloría General de la República.