Juan Ernesto Villamayor, jefe del Gabinete Civil de Presidencia, reconoció que existió un error de comunicación por parte del Gobierno Nacional en relación a las personas excluidas de la cobertura del Instituto de Previsión Social (IPS).

“Lamentablemente se comunicó mal. El RUC es sencillamente una herramienta tributaria. Hay gente que paga entre G. 700 millones y G. 1.000 millones de renta personal de forma anual, tiene RUC y que figura como beneficiario del sistema de salud del IPS por ganar menos de dos salarios básicos”, expuso el alto funcionario, en conferencia de prensa, este viernes.

El exministro del Interior señaló que esta situación se generó a lo largo de mucho años y aseveró que no es cuestión de buscar culpables, sino que de entender que se generó un fraude al sistema del IPS.

“Entran a beneficiarse del aporte de otro”

“La Ley del IPS establece quiénes son beneficiarios. Las personas que fueron apartadas, salvo algunos errores, es porque no están comprendidas en la norma del IPS. El IPS dice que esta persona no puede tener cobertura por generar ingresos propios”, refirió.

A su criterio, el Gobierno debe aplicar la Ley, a pesar de que sea un mal momento y se registre una gran sensibilidad en lo que refiere a las personas enfermas. “Pero no podemos decidir cuál momento es bueno y cuál es malo para aplicar la Ley. Una sociedad jurídicamente organizada no funciona así”, expresó.

En ese sentido, manifestó que no “nos podemos quejar solo de cara a las grandes licitaciones y olvidarnos que hay 70 mil personas dentro del sistema del IPS que no deberían ser beneficiarios, por no estar inscriptos de acuerdo a la Ley”.

“No realizan aporte obrero patronal, tienen RUC y emiten factura. Se ahorran el dinero y entran a beneficiarse del aporte de otro. No me parece que eso sea justo. Hacemos inviable un derecho de todos los paraguayos que es el de la salud y jubilación”, concluyó.