A criterio del diputado Walter Harms, el senador Enrique Riera fue incoherente en los argumentos utilizados para justificar su salida del movimiento Honor Colorado. Sostuvo que si Riera no quería ser compañero de ciertos “cuestionados”, tuvo que haber renunciado al momento de confección de listas para senadores.

En comunicación con la 1020 AM, el parlamentario dijo que la decisión de Riera forma parte de lo que es la naturaleza de la política y mencionó que no es el primero ni último que abandona el movimiento. “Tampoco es el primero y último que antepone sus proyectos personales”, acotó.

Harms consideró que Riera entendió que no iba a tener las chances que pretendía de ocupar candidaturas para la Junta de Gobierno de la ANR y la chapa presidencial del año 2023, por lo que optó por flotar un movimiento propio.

Sin embargo, expresó que no cayó para nada bien la “excusa” que utilizó para abandonar el movimiento. “Uno debe argumentar de frente y con sinceridad sus pretensiones. Ojalá me equivoque, pero son meras excusas en las condiciones que él lo hizo, echándole la culpa a otros”, aseveró.

En ese sentido, Harms refirió que si Riera no quería compartir filas con algunas figuras cuestionadas del movimiento, pues debía haber renunciado al momento de la confección de listas para senadores en el 2018 o cuando le propusieron ser ministro de Educación durante la administración de Horacio Cartes al mando del país.

“Todos los que él cuestionó se sentaron a su lado. Pero ahora los vio, de la noche a la mañana. Al final cada uno hace lo que más le conviene en su hoja política”, agregó.

El senador Enrique Riera abandonó el movimiento Honor Colorado, liderado por el ex presidente de la República, Horacio Cartes. Resaltó que va en busca en nuevos sueños y que la salida que se dio en buenos términos.