El Consejo Nacional de Presidentes de Seccionales Coloradas cuestionó la manera despectiva en que el monseñor Ricardo Valenzuela, obispo de Caacupé, se refirió hacía los seccionaleros, denotando el total desconocimiento de las funciones de los mismos.

El obispo leyó una carta durante la misa central de la Virgen de Caacupé, donde reclamaba varios puntos. Entre otras cosas, aseguró que para renegociar el Anexo C del Tratado de Itaipú se debe poner “a los mejores hombres y mujeres” y ya no a gente sin preparación como los seccionaleros.

Como era de esperar, dichas expresiones no fueron bien recibidas. Es por eso que el Consejo Nacional de Presidentes de Seccionales Coloradas del País y el Exterior se pronunció a través de un comunicado para rechazar las palabras de Valenzuela.

Instan al Monseñor Valenzuela a que “antes de emitir un juicio de valor ‘satanizantes’ hacía su labor, trabajen todos juntos por el Paraguay, fomentando la tolerancia, el amor al prójimo, la integridad de la familia y por sobre todo con la fe puesta en Dios”.

Édgar López, presidente del Consejo Nacional de Presidentes de Seccionales Coloradas, indicó a Universo 970 AM, que hay presidentes de seccionales que son capaces, muchos son profesionales y en su mayoría son estudiantes universitarios con espíritu de patriotismo que puede aportar a la Nación.

“Pedimos en nuestra nota, buscar la unidad entre todos los paraguayos. Ellos tienen que buscar pacificar no opinar satanizando a un sector. La mayoría somos católicos - cristianos, cada padre de las comunidades sabe que los presidentes de seccionales ayudamos a nuestra comunidad", destacó.